No me creo el atentado de Estrasburgo

José González
El Daily Stormer
13 diciembre, 2018

Con “no me creo el atentado de Estrasburgo” no quiero decir que no haya habido ningún tiroteo en el mercado navideño de Estrasburgo. Hay testigos, imágenes, muertos y heridos que atestiguan lo ocurrido.

Lo que no me creo es que el autor del tiroteo haya sido Chérif Chekatt. Y si ha sido él, le han ayudado desde las cloacas.

Con 27 condenas a sus espaldas, salta a la vista que no tiene muchas luces. Ninguna persona inteligente se deja atrapar 27 veces robando o intentando robar pequeños negocios, restaurantes y hoteles. Es un comportamiento propio de un perfecto imbécil, incapaz de adaptarse a la sociedad, y de planificar un puñetero robo sin acabar en comisaría.

El País:

Una parte considerable de los 29 años de vida de este joven nacido en Estrasburgo el 24 de febrero de 1989 los ha pasado en prisión, cumpliendo parte de las 27 condenas que recibió tanto en Francia como en Alemania y Suiza por delitos diversos, sobre todo atracos y robos. Su expediente como “delincuente común” era bien conocido por la policía, según el ministro del Interior, Christophe Castaner.

Si algo tienen en común los delincuentes “comunes”, es que son tontos de remate. Si no, no serían comunes.

El mercado de Estrasburgo es un objetivo islamista conocido, por lo menos desde hace 20 años. Tampoco hay que olvidar que Estrasburgo alberga el Parlamento Europeo. Muchos diputados y funcionarios europeos pasean por sus calles, por lo que el despliegue de seguridad es muy superior al de otras ciudades francesas.

Pues bien, según la versión oficial, este imbécil, de sobras conocido por las fuerzas de seguridad —seguramente confidente de la policía—, se supone que ha conseguido colar una pistola en uno de los mercados navideños más vigilados del continente, en una ciudad blindada por la amenaza terrorista, matar a tiros a dos personas, herir a otras doce, y escapar.

El alcalde de Estrasburgo tampoco se explica cómo pudo introducir la pistola.

Le Parisien:

Durante 24 horas, el mercado de Navidad estará cerrado y todos los espectáculos o conciertos se cancelarán, dijo Roland Ries en BFMTV. “Un individuo comenzó a disparar contra la multitud […]  que no sé cómo llegó a esta área donde todos están siendo registrados por la policía  “, agregó.

Huele a podrido en Francia.

Un delincuente común nunca lograría planificar un atentado de este tipo, menos aún burlar el dispositivo de seguridad extraordinario que se había desplegado. Si fuera así de fácil, este tipo de atentados ocurriría con mucha mayor frecuencia.

Si se confirman mis sospechas y es una bandera falsa, a Chérif Chekatt le quedan pocos días de vida. Van a coserle a tiros cuando le “encuentren”.

Con la muerte de esta chusma ganamos todos, eso desde luego. Pero de eso no trata este artículo.

Después del ataque a Estrasburgo, los políticos exigen la detención de “chalecos amarillos”

Seguramente sea una maniobra de distracción del Gobierno para desviar la atención de los ‘chalecos amarillos’, y evitar que se repitan este sábado escenas como las de las últimas semanas.

Aun con la popularidad en mínimos (18%), los judíos no van a permitir que el pueblo francés deponga a Macron. No van a darse por vencidos tan fácilmente.

Comments