Los judíos tienen luz verde para odiar a sus enemigos, pero nosotros tenemos la obligación de amarles

Vicente Torres
Daily Stormer
diciembre 12, 2018

Pancartas judías leen: Presidente Trump, no eres bienvenido a Pittsburgh hasta que: (diversas demandas humillantes)

Los judíos son realmente especiales.  Son el único grupo con categoría oficial de víctimas, pero con licencia celestial para odiar.

Jewishweek

Tras el ataque a la sinagoga Tree of Life en Pittsburgh, entre los problemas sin solución hay uno que pudiera parecer insignificante en comparación con la dolorosa pérdida de 11 vidas inocentes, pero aún así es irritante:

¿Deben los judíos poner la otra mejilla?

LOL! Tienen mi atención.

Tras el ataque de Charleston, las familias de las víctimas perdonaron al asesino cuando se encontraba ante ellos en el tribunal. En contraste, como informó The New York Times, los judíos de Pittsburgh no tenían intenciones de ser tan indulgentes …

¿Será porque su ley suprema dice que golpear a un judío es lo mismo que golpear la faz de Dios?

Sí, es verdad, el judaísmo toma un enfoque diferente. El artículo continúa explicando, correctamente, que el concepto judío de teshuvá pide al autor que busque el perdón de la víctima antes de tener alguna esperanza de absolución. Luego agrega que los dolientes de Pittsburgh “sintieron poco deseo de perdonar a la persona responsable de tal horror”.

Cita del Talmud, escritura suprema judaica

Claramente, hay una diferencia en cómo las víctimas de Pittsburgh y Charleston han respondido a calamidades similares. Pero cada vez que alguien enlaza algún evento a la “justicia retributiva del Dios del Antiguo Testamento”, se crea una gran señal de alarma. Hay muchas imágenes de Dios representadas en la Biblia hebrea, algunas más vengativas y otras más amorosas …

Sea cierto o no, es un hecho que los judíos nos empujan la idea de que el Antiguo Testamento es un libro judío, para judíos. ¿Sabías que en la mayoría de las escuelas públicas en Estados Unidos, los libros de textos de historia ya no dicen Biblia, sino biblia hebrea?

Y ese mas bondadoso Dios del Nuevo Testamento, parecía olvidarse convenientemente de poner la otra mejilla durante las Cruzadas y la Inquisición.

Y bajo la misma lógica, nos empujan la idea de que el Nuevo Testamento no tiene nada que ver con el Antiguo, interrumpiendo así dos mil años de dogma.

¿Por qué el judaísmo no fomenta la aceptación incondicional de tu enemigo?

Pausemos.

La presunción moderna es que el cristianismo está basado en “la aceptación incondicional de tu enemigo” o en otras palabras, en “amar y perdonar a tu enemigo.”

¿Debemos de amar a estos escupidores?

Es cierto que Jesucristo dijo “ama a tus enemigos” y podemos pasar algún tiempo aquí debatiendo el significado apropiado en el contexto adecuado, lo cual no haré. El Nuevo Testamento, para no mencionar el Antiguo, fue escrito por espacio de varias décadas, por diferentes autores, en diferentes lugares. Para ver el contexto adecuado, es posible que la teología tenga que ser tu hobby.

La mayoría de nosotros no crecimos en un ambiente verdaderamente cristiano y la frase “ama a tu enemigo” y, especialmente, toda la gimnasia teológica moderna para explicarla, suena como a pura “cuckería.” Como resultado, nuestro hombre interno dice, ¡al carajo con eso!

Pero, ¿por qué no verificamos lo que algunos renombrados hombres arios de buen carácter, crecidos en el cristianismo y que se hicieron grandes con él, tuvieron que decir al respecto?

San Teodosio de Kiev, fundador del monacato ruso en el siglo XI y cuyas reliquias existen incorruptas, dijo:

Vive en paz, no solo con los demás, sino también con enemigos, pero con tus enemigos, no con los enemigos de Dios. Nuestros propios enemigos son: cualquiera que haya matado a un hijo o a un hermano, todo les puede ser perdonado y entregado a Dios. Pero los enemigos de Dios son: los judíos, los herejes, los que tienen una fe torcida y los que se esconden detrás de otra fe.

Estos monjes no eran nada maricas

José Volotsky, teólogo y santo ruso de los siglos 15 y 16, dijo sobre los enemigos internos de la nación:

es apropiado no solo el ver o el condenar, sino también el maldecir y el infligir heridas en ellos, santificando esa manoSi tienes que golpearlos, no dejes de hacerlo: golpéalos en la mejilla, rompe su boca, consagra tu mano con tu heridadeja que los judíos y los herejes inmundos reconozcan que los cristianos son los salvadores del estado, los constructores, los líderes y los maestros. Que los desenfrenados y corruptos judíos y herejes aprendan que es apropiado que teman a los esclavos de Dios.

Hijo mio degüella al tártaro y gasea al judío

Filareto II (Drozdov) Metropolitano de Moscú desde 1821 hasta 1867: “Aborrece a los enemigos de Dios, derrota a los enemigos de la Patria, ama a tus propios enemigos.  En esa época, el Metropolitano era el jefe máximo de la iglesia rusa, su comentario era oficial y no una opinión privada.

Otra vez estos ortodoxos … tan intolerantes. Los protestantes eran un poco más corteses. Martín Lutero humildemente aconsejó:

préndanle fuego a sus sinagogas o escuelas y entierren y cubran con tierra todo aquello que no se pueda quemar…Yo aconsejo que sus casas sean arrasadas y destruidas… Yo aconsejo que todos sus libros de rezos … en los cuales tales idolatrías, mentiras, maldiciones, y blasfemias se enseñan, quítenselos, … y que a sus rabinos se les prohíba enseñar, bajo pena de pérdida de vida o miembros…que los salvoconductos en los caminos sean abolidos completamente para los judíos… y que todo sus tesoros de plata y oro se les sean quitados.…

Pero si las autoridades se rehúsan a usar la fuerza para restringir al diabólico atropello de los judíos, entonces…deben de ser expulsados de sus países y ordenados a volver… donde puedan mentir, maldecir, blasfemar, difamar, asesinar, robar, asaltar, practicar la usura, burlarse y regodearse en todas esas infames abominaciones que ellos practican entre nosotros….Esto debe ser hecho en honor a nuestro Señor el Cristo, nuestra fe y nuestra iglesia incorrupta y descontaminada de su diabólica tiranía y maldad.

Y los católicos, bueno, tendían a tener mucho amor cristiano para los enemigos de su Dios.

La próxima vez que un Judeocristiano, una mujer o cualquier imbécil te diga que la fe de nuestros abuelos es amar a un maldito judío, a un perro comunistoide, a un infiel camello o a cualquier otra bestia, ya sabes que eso no es cierto y que tienes permiso celestial para gasear.

Y haciendo un azote de cuerdas, echó a todos fuera del templo….Juan 2:15

Comments