Los judíos de la ADL premian al CEO homosexual de Apple por censurar a los malos goyim

José González
El Daily Stormer
6 diciembre, 2018

El CEO culorroto de Apple, Tim Cook, ha recibido el premio Courage Against Hate (Coraje contra el odio) de la organización supremacista judía ADL, reservado para los mejores goyim.

CNBC:

El CEO de Apple, Tim Cook, entregó un mensaje a los supremacistas blancos en un discurso frente a la Liga Antidifamación: “No tienes lugar en nuestras plataformas”.

Cook pronunció el discurso mientras aceptaba el premio Courage Against Hate el lunes. Como CEO de Apple, Cook ha tomado medidas para combatir el discurso de odio en las plataformas de la compañía. La compañía fue la primera de una ola de compañías tecnológicas que eliminó el contenido del anfitrión de Infowars y el teórico de la conspiración Alex Jones, quien arrojó teorías inexactas como la de que la matanza de disparos en la escuela Sandy Hook fue un engaño.

“En Apple, creemos que la tecnología debe tener un punto de vista claro sobre este desafío”, dijo Cook, refiriéndose a cómo manejar la afluencia de odio en las plataformas tecnológicas. “No hay tiempo para atarse en nudos. Es por eso que solo tenemos un mensaje para aquellos que buscan impulsar el odio, la división y la violencia: no tienes lugar en nuestras plataformas “.

Desde los primeros días de iTunes, dijo Cook, Apple ha prohibido la música que promueve mensajes de supremacía blanca. y la compañía todavía está dispuesta a prohibir a los teóricos de la conspiración.

“Si no podemos ser claros en cuestiones morales como estas, entonces tenemos grandes problemas”, dijo Cook en su discurso de ADL. “En Apple, no tenemos miedo de decir que nuestros valores impulsan nuestras decisiones de curación. ¿Y por qué deberíamos estarlo? “Hacer lo que es correcto, crear experiencias libres de violencia y odio, experiencias que valoran la creatividad y nuevas ideas es lo que nuestros clientes quieren que hagamos”.

Uhh… Se nota que le gusta que le sodomicen.

La prensa sigue aún sin poder explicar por qué todas las grandes compañías tecnológicas permiten que una minoría supuestamente ‘desorganizada’ y sin poder político pueda dictar qué opiniones y productos tienen cabida en sus plataformas.

Apple no está sola en lo que se refiere a la censura del ‘discurso del odio’, que es como los judíos se refieren al discurso que ellos odian, porque perjudica sus intereses.

Otras grandes compañías como Facebook, Google y Twitter colaboran igualmente con organizaciones judías como la ADL o el SPLC para impedir que los pueblos europeos podamos defender nuestros intereses étnicos, o criticar siquiera la agenda diabólica marxista con la que los judíos buscan destruir nuestras naciones, y convertirnos en una minoría racial sin poder político.

Apple es un monopolio. Todas estas grandes corporaciones de internet son monopolios. No es lo mismo tener vetado entrar en el bar de la esquina, a que te prohíban participar en Twitter. Esta gente tiene el poder de limitar de forma muy efectiva tu libertad de expresión, y lo hacen de forma coordinada, dejándote sin ninguna alternativa.

Las redes sociales son el foro público moderno, como de hecho dictaminó el Supremo de EEUU hace no mucho tiempo. Megacorporaciones como Apple no deberían tener permitido censurar a sus usuarios por motivos políticos, del mismo modo que una compañía de telefóno no puede cortarte el cable por decir cosas nazis.

La censura en las redes sociales se ha vuelto insoportable estos últimos años, y todo apunta a que los judíos van a continuar exigiendo mayores restricciones en la libertad de expresión. Ya ni siquiera toleran la existencia de medios alternativos como Infowars, a pesar de que Alex Jones se niega rotundamente a tratar la cuestión judía, y de hecho tiene hijos mitad judíos —su ex mujer es judía—.

Los judíos, como todas las razas semitas, son fanáticos e intolerantes a niveles esquizofrénicos. No soportan la idea de que gente crítica con su visión del mundo pueda participar en la vida pública. Así que no importa que señales a los judíos o no. Basta con oponerse a la derogación de la Segunda Enmienda —derecho a poseer y portar armas— o señalar que los niños tienen pene y las niñas vulva, para acabar en el gulag.

La situación se ha vuelto insostenible.

Si nadie ha hecho aún nada para poner a raya a las compañía tecnológicas, es porque el estado actual de cosas permite a los judíos controlar los límites de la libertad de expresión.

Es decepcionante que Trump no haya anunciado aún ninguna medida para garantizar la libertad de expresión en internet. Va a ser difícil que gane las elecciones de 2020, si permite que las redes sociales censuren a sus votantes.

Aquí podéis ver el discurso completo.

Comments