El PSOE coloca a una charo en la Abogacía del Estado para rebajar las acusaciones contra los golpistas

José González
El Daily Stormer
5 diciembre, 2018

Una tal Rosa María Seoane va a ocupar la jefatura de la sección Penal de la Abogacía del Estado, sustituyendo a Edmundo Bal, apartado por el PSOE tras negarse a rebajar las acusaciones a los golpistas.

El Diario:

La Abogada General del Estado, Consuelo Castro, ha nombrado a  Rosa María Seoane nueva jefa de la sección Penal. La actual secretaria general de Adif sustituirá en el cargo a Edmundo Bal, relevado el pasado 21 de noviembre por discrepancias en el juicio del procés, y se encargará de coordinar esa acusación.

Tiene toda la pinta de ser una charo; lleva toda la vida viviendo del sector público. Aunque, charo o no, la sola idea de una ‘mujer juez’ me hace temblar de espanto. Que un género con días malos tenga permitido juzgar es una injusticia grotesca para los juzgados.

Además, como dice Unamuno en una de sus novelas, las mujeres no tienen alma. Lo que tienen es un ‘alma colectiva’: son cáscaras vacías, carentes de personalidad o iniciativa. Animales de manada. Y por eso la han elegido en primer lugar, porque saben que no va a poner pegas de ningún tipo a los dictados de Moncloa.

La ‘liberación’ de la mujer es una estrategia judía para destruir naciones.

Pedro tiene un ejército de asesores, así que algo tendrán pensado. Eso es seguro. Pero la estrategia que ha seguido hasta ahora con el separatismo ha resultado un desastre: por un lado, le hace la campaña a VOX; por el otro, no consigue que los separatistas apoyen sus Presupuestos Generales.

Si no consigue sacar adelante los Presupuestos va a tener que convocar elecciones, por mucho que diga que no. Más aún después de la debacle en Andalucía.

Empeñarse en okupar la Moncloa a cualquier precio es una estrategia muy necia; cada día que pasa la factura se incrementa. VOX está de enhorabuena, no van a tener que gastar un duro para arrasar en las elecciones generales. Todo lo que necesitan es a Pedro aferrándose a la poltrona, y a Pablo movilizando a mugrosos y perroflautas en las calles.

Comments