El Senado español aprueba una ley que permitiría crear perfiles ideológicos en Internet

Fernando Guerra
Daily Stormer
25 de Noviembre, 2018

El Senado, ese órgano inútil que parece que no hace nada, pero que realiza eventos anualmente sobre el Holocausto y la Francmasonería, ha aprobado (PSOE y PP) un nuevo proyecto de Ley que mejoraría un poco el plan semita en Internet.

Alerta Digital:

El Pleno del Senado ha aprobado definitivamente el Proyecto de Ley Orgánica de protección de datos personales y garantía de los derechos digitales, en medio de la polémica por el artículo ’58 bis’ sobre utilización de medios tecnológicos y datos personales en las actividades electorales de los partidos políticos.

El texto del Proyecto de ley ha salido adelante en la Cámara Alta tal y como se aprobó en el Congreso de los Diputados ya que PSOE y PP han rechazado todas las enmiendas que habían sido presentadas por Compromís, Ciudadanos, PDeCAT y Podemos.

La polémica de esta ley ha surgido a raíz del citado artículo ’58 bis’ que establece que “la recopilación de datos personales relativos a las opiniones políticas de las personas que lleven a cabo los partidos políticos en el marco de sus actividades electorales se encontrará amparada en el interés público únicamente cuando se ofrezcan garantías adecuadas”.

Además, el nuevo artículo indica que “los partidos políticos, coaliciones y agrupaciones electorales podrán utilizar datos personales obtenidos en páginas web y otras fuentes de acceso público para la realización de actividades políticas durante el periodo electoral”.

Esta practica está ya bastante extendida, la idea o percepción de que es algo parcialmente nuevo es falsa. Intentan hacernos creer que esto de que lean nuestras conversaciones, espién nuestros perfiles en las redes sociales y recopilen información sensible de nuestra vida privada, es algo nuevo que debemos parar ahora mismo, cuando la realidad es que lleva años en curso.

Nos quieren hacer creer que esto lo podemos parar con métodos convencionales, tras elaborar una queja formal o mismamente presentar una revisión de la ley.

La realidad es bien distinta. Ningún gobierno puede parar la recopilación de información llevada a cabo principalmente por empresas judías a nivel global, solo pueden contentarse con espiar a ciudadanos que ya están siendo espiados, mientras ellos mismos están siendo también espiados.

No tenemos constancia de que el sistema esté creando perfiles ideológicos sobre la mugre izquierdosa, sería como espiarse a si mismo. Por el contrario, sabemos que la mayoría de personas que han sido espiadas, censuradas o encarceladas mediante Internet, mantenían un discurso denunciante contra los judíos.

Un par de tecleos en internet sobre las cuentas borradas en Youtube, Twitter y Facebook revelan un mismo objetivo.

“La extrema derecha y el discurso del odio”

Suponemos que este intento del Senado será una excepción.

Para la senadora de Unidos Podemos, la nueva norma “puede abrir la puerta a que sus opiniones políticas sean grabadas y almacenadas”. “En un momento en el que grupos de extrema derecha utilizan las denominadas ‘fake news’ (noticias falsas) para difundir sus mensajes, es alarmante que esta ley deje un cauce abierto para que una información que pertenece a la propia ciudadanía pueda utilizarse para estos fines”, ha apostillado.

Por su parte, la senadora socialista Begoña Nasarre ha defendido que esta ley “no permite el tratamiento de datos personales para la elaboración de perfiles basados en opiniones políticas”, pero, ante “las dudas” que ha despertado el polémico artículo, se ha mostrado partidaria de despejarlas en el desarrollo reglamentario y de que se pidan los informes jurídicos correspondientes.

Es realmente curioso como los partidos ideológicamente mas autoritarios como Podemos, plantean seriamente que esto es un atropello a la ciudadanía cuando son realmente ellos los que hacen lo mismo, por no hablar de que han aprovechado para echar la culpa a la “extrema derecha”.

Informes, listas, escraches, seguimientos, y boicots son realizados a toda aquella persona que no comparta sus visiones políticas, es decir, cualquiera que no busque la propia destrucción de la nación española.

El problema que se les plantea a la gente de Podemos es que son ellos mismos los buscan tener el control de la información, su único limite para no elaborar perfiles ideológicos masivos de sus opositores mediante una ley gubernamental, es que no forman parte aún del gobierno como tal.

Aun así, desde la posición que tienen actualmente, atacan constantemente y elaboran los mismos perfiles ideológicos que critican. Su mayor logro, y el único al que de momento han podido acceder, es el de apoderarse parcialmente de Radio Televisión Española, entidad pública desde la cual fabrican su propaganda para poder controlar de la misma manera al país.

Los regímenes comunistas han sido históricamente siempre los que más han controlado a su población.

Comments