Después de incontables retrasos, Theresa May anuncia un Brexit sin Brexit

José González
El Daily Stormer
16 noviembre, 2018

El Brexit sin Brexit de Theresa May ha provocado ya la dimisión de varios ministros. Los británicos están furiosos, y no es para menos.

Recemos porque salga adelante una moción de censura, y se vea obligada a convocar nuevas elecciones.

Necesitamos a Jeremy Corbyn en el Gobierno. Hay gente que se escandaliza porque apoyemos aquí a un candidato laborista, olvidan sin embargo que May y Corbyn empatan en endofobia. Solo existe una diferencia, una muy notable además: Corbyn no le come el rabo a los judíos.

La judiada lleva intentando años derribar a Corbyn por esta misma razón. No es suficiente que odies a tu raza, tienes que hincar también la rodilla a Judea.

Puede sonar triste, pero Corbyn es la última esperanza de la raza blanca en Reino Unido. LOL.

The Guardian:

Mientras corrían los rumores de que sus enemigos Brexiter estaban pidiendo su cabeza en cartas de no confianza, salió sola. Después de cinco horas agotadoras para convencer a su gabinete, una asediada primera ministra se mantuvo firme en su trato sin amigos: pegarse es lo que mejor hace.

Ahora el enredo de brazos, el soborno y el engatusamiento por el bien del país de cada último diputado comienza en serio. Pegados a la pared, cada uno debe revelar finalmente sus verdaderos colores; algunos tendrán principios, otros no: los conservadores deben considerar si el futuro está con Theresa May y su acuerdo, o con Brextremists en sus circunscripciones. Cualquier desertor del Partido Laborista debe considerar si su partido local podría alguna vez perdonarlos por votar para mantener a este gobierno en el poder.

Mientras tanto, la mala venta de Brexit continúa sin cesar. En su declaración de esta noche, May dijo que su acuerdo nos devolvería el “control de nuestro dinero, leyes y fronteras”, al tiempo que protegía los negocios y los empleos. Nada de eso es cierto. En ninguna parte se puede encontrar evidencia en el extenso acuerdo de retiro.

Por lo previsible, estamos en una unión aduanera que no podemos dejar sin el permiso de la UE y nuestras fronteras están abiertas a los ciudadanos de la UE. Estamos pagando £ 39 mil millones, el negocio no tiene certeza para futuras inversiones y en cuanto a empleos, bueno, solo crucemos los dedos y esperemos. May simula que algún acuerdo comercial lejano e iluminado por el sol, esbozado de manera peligrosa, algún día surgirá de la declaración política que acompaña al acuerdo. ¿Será en dos años, 10 años, alguna vez, nunca? Nadie sabe.

El acuerdo de salida establece un período de transición de dos años, durante el cual el Reino Unido está obligado a respetar la legislación y los acuerdos políticos de la UE, y a seguir financiando la UE. También permite a Reino Unido negociar acuerdos comerciales, siempre que no entren en vigor antes de la transición.

Esto no es necesariamente un problema. El problema es que el acuerdo de salida establece también que si la UE y Reino Unido no alcanzan un acuerdo definitivo antes de finalizar este periodo, entonces los acuerdos ‘backstop‘ entran en vigor. Aquí es donde empieza el problema:

1. El acuerdo ‘backstop‘ solo puede modificarse con la aprobación de la UE y Reino Unido.

2. El acuerdo ‘backstop‘ subordina Irlanda del Norte a la legislación y posiciones políticas de la UE, dividiendo de facto Reino Unido. Con este precedente, Escocia y Gales no tardarían en preguntar ‘qué hay de lo mío’, provocando un efecto dominó que balcanizaría Reino Unido.

3. El acuerdo ‘backstop‘ contempla que Reino Unido financie la UE durante décadas.

Si el acuerdo ‘backstop‘ es tan perjudicial para Reino Unido, y tan lucrativo para la UE, ¿por qué iba a molestarse la UE en llegar a ningún acuerdo ‘definitivo’? No lo harán. Así que el acuerdo ‘backstop‘ es el acuerdo definitivo. Y debido al punto 1, Reino Unido ni siquiera podría abandonar el acuerdo ‘backstop‘ sin el permiso de la UE.

Así que, si el acuerdo sale adelante, no solo seguirá Reino Unido subordinado a la UE de forma indefinida, sino que también estará obligado a aceptar unas regulaciones que no puede controlar.

Es una locura.

Comments