Mugremitas controlan ahora los medios de información públicos españoles

José González
El Daily Stormer
6 noviembre, 2018

Como algunos recordarán, PODEMOS se hizo con el control de los medios de comunicación públicos hace unos meses, después de que Pedro Sánchez okupara la Moncloa a golpe de moción.

Poco después de este golpe se produjo otro contra el cuarto poder: la prensa.

En España el Gobierno controla dos entidades: RTVE y la agencia EFE.

La agencia EFE es la mayor agencia de noticias del mundo en español, así que tiene una repercusión enorme no solo en España, sino también en toda Latinoamérica. Probablemente no la conozcas, pero te aseguro que muchas de las noticias que lees en los diarios españoles provienen de esta agencia estatal, financiada con dinero público.

El Español:

La promesa de Pedro Sánchez a Pablo Iglesias se cumple. Y Podemos controlará RTVE. El partido morado dispondrá de mayoría en el consejo de administración de Radiotelevisión Española. De los seis consejeros elegidos este miércoles por el Congreso, tres fueron propuestos por Podemos y son conocidos por sus posiciones de izquierda. De los cuatro que quedan por elegir, dos también fueron propuestos por la formación de los círculos. O sea, cinco de los diez miembros son afines a los morados.

Ambos golpes, aun siendo legales, no puede decirse que hayan sido legítimos.

El primer golpe benefició a un partido apoyado por alrededor del 22% de la población.

El segundo benefició a otro partido minoritario, apoyado por menos de la quinta parte de los españoles, con tendencia a la baja.

Que dos partidos políticos votados por una minoría monopolicen hoy todos los poderes del Estado, incluyendo la prensa, evidencia el fracaso de un Régimen supuestamente democrático que, entre otros logros, ha conseguido que los españoles tengamos menos hijos que durante la guerra civil, aun siendo veinte millones más.

Controlar los medios de comunicación es importante, porque te permite moldear las mentes y corazones de los NPCs, que son siempre mayoría.

Los NPCs opinan en manada; es decir, adoptan las opiniones que ellos creen que son mayoritarias en su entorno social. Los medios de masas explotan este instinto gregario a discreción, simulando en TV que su línea editorial, concebida para proteger los intereses políticos del régimen, es compartida por la inmensa mayoría de la población, ya sea publicitando manifestaciones artificiales, o apoyándose en gente “aleatoria” de la calle. Los telediarios, como las películas, siguen un guión, y reflejan una realidad mayormente ficticia.

A pesar de todo, el golpe de Pablo no va a beneficiar a la izquierda políticamente.

Controlar RTVE y la agencia EFE no es tan significativo como habría sido hace unas décadas, porque con el auge de internet y las redes sociales, un porcentaje cada vez mayor de personas opta por informarse a través de medios alternativos y personas sin “licencia” para informar. Esta “democratización” de la información ha puesto además de relieve el sesgo de entidades públicas como RTVE y la agencia EFE, que han perdido buena parte de la credibilidad que disfrutaban cuando nuestros padres eran jóvenes.

Otra razón que va a demostrar inútil el golpe de Pablo es el comportamiento a modo de péndulo de la ventana de Overton. En España la ventana de Overton, después de décadas de subversión marxista, ha dejado de avanzar por primera vez hacia la izquierda, como demuestra la pérdida de votos de los partidos de izquierdas o la irrupción de VOX. Basta con echar una ojeada a los comentarios de las noticias de casi cualquier periódico, para darse cuenta de que la dictadura progre tiene los años contados.

La ventana de Overton es como un péndulo. Oscila de un lado a otro, impulsado por la acción gravitatoria acumulada tras alcanzar uno de los extremos. En España hemos alcanzado ya el extremo izquierdo, y el péndulo oscila ahora inalterable hacia la derecha, impulsado por la reacción. Este movimiento va para largo, y no hay nada que la mugre pueda hacer para evitarlo.

Comments