Manifestantes son atacados por grupos antifa por protestar contra violación grupal cometida por refugees

José González
El Daily Stormer
3 noviembre, 2018

Hubo un tiempo en que los grupos antifa protestaban contra la globalización.

Desde que Soros decidió invertir en la mugre, sin embargo, se han convertido en poco más que tropas de choque de intereses globalistas.

Abrazando una ideología diseñada para destruir naciones, votando a los mismos partidos que los magnates de Wall Street y Silicon Valley, cacareando los eslóganes de programas televisivos con licencia estatal, y adoptando la línea editorial de los grandes periódicos, entre muchas otras contradicciones, es como los antifa quieren derribar el capitalismo.

Ahora defienden además las violaciones. Pero solo si el autor no es blanco.

En este caso, siete refugiados sirios y un alemán —seguramente descendiente directo de Goethe— violaron a una adolescente alemana.

La Vanguardia:

Un total de ocho personas, siete sirios y un alemán, fueron detenidos en Friburgo (suroeste de Alemania) bajo sospecha de haber participado en una violación múltiple el 14 de octubre tras una visita a una discoteca, informó hoy la policía.

Los siete sirios tienen entre 19 y 29 años y la mayoría de ellos viven en albergues para peticionarios de asilo.

Los ciudadanos decidieron salir a la calle y protestar, sin saber que habían caído en un comportamiento nazi.

Gracias a Dios, los grupos antifa acudieron al rescate.

“Nuestro feminismo sigue siendo antirracista”.

El siguiente vídeo documenta bien los ataques.

Defender a violadores musulmanes, blandiendo carteles feministas y banderas gais. Esto es antifa, literalmente.

“No lamentamos las víctimas, porque cada asesinato de alemanes es un paso en la dirección correcta” #Antifa @ 🏴
Este tuit ha sido eliminado de nuevo. Podemos ver muy claramente en qué fase estamos. @AfD

Los alemanes no deberían olvidar nunca que carecen de la autoridad moral para defenderse, porque Hitler gaseó hace ochenta años a seis trillones de judíos en cámaras de gas con puertas de madera.

Son culpables, y tienen que seguir pidiendo perdón a Judea, por los siglos de los siglos, hasta que no quede un solo alemán.

Comments