Judíos odiosos del SPLC anunciaron una campaña de censura solo tres días antes del tiroteo en la sinagoga

José González
El Daily Stormer
31 octubre, 2018

Otra coincidencia, goyim.

Solo tres días antes del tiroteo, los judíos del SPLC anunciaron una nueva campaña de censura llamada “Cambia los términos: reduciendo el odio online“, haciendo referencia a los términos y condiciones de uso de las redes sociales. Con ella buscan restringir aún más la libertad de expresión en internet, y bloquear de forma más efectiva la financiación de quienes difunden “odio online“.

Con “odio” los judíos se refieren a las opiniones que ellos odian, por perjudicar su agenda subversiva.

American Progress:

Algunas compañías de tecnología han dado pasos en la dirección correcta para reducir las actividades de odio en línea, pero se necesita hacer más trabajo. Durante el año pasado, el Centro para el Progreso Americano, el Color del Cambio, Free Press, el Comité de Abogados por los Derechos Civiles en virtud de la Ley, la Coalición Nacional de Medios Hispanos y el Centro de Leyes de Pobreza del Sur se reunieron con expertos en terrorismo, derechos humanos y Tecnología en todo el mundo para obtener información sobre cómo el odio opera en línea y cómo se puede detener.

El SPLC es una ONG judía muy prominente con un presupuesto multimillonario que, junto a la Liga Antidifamación, lidera los esfuerzos por censurar a quienes critican a los judíos o su agenda diabólica en internet.

Portales como Facebook, Twitter y Google (incluye Youtube) han adoptado estos últimos tres años restricciones enormes en la libertad de expresión gracias a la presión de ambos grupos. Como ya habrás podido comprobar, en estas plataformas puedes promover la pedofilia y el odio al hombre blanco, pero si señalas que los judíos no tienen derecho a censurar las opiniones de cientos de millones de personas te holocaustean por promover el odio. Twitter ha llegado al punto de censurar el “lenguaje deshumanizador“, con motivo del meme NPC.

Con el tiroteo de la sinagoga aún caliente, los judíos están presionando ahora de forma más agresiva que nunca para que las redes sociales cedan a sus exigencias. A pesar de la colaboración de los últimos años, sigue sin ser suficiente. Nunca es suficiente.

Toda concesión a estos parásitos chupadores de sangre, por pequeña que sea, es interpretada por los judíos como un signo de debilidad. Los judíos son una raza sin escrúpulos de embusteros y profesionales del engaño, si cedes lo más mínimo te asaltan instintivamente con una nueva ristra de exigencias.

No sabemos si la coincidencia ha sido casual o provocada, pero el tiroteo desde luego ha sido muy, muy conveniente, y en un momento muy oportuno, justo cuando Trump quería forzar a las redes sociales a respetar la libertad de expresión.

Twitter ha eliminado a muchas personas de mi cuenta y, lo que es más importante, parece que han hecho algo que dificulta mucho más la adhesión: han frenado el crecimiento hasta un punto en el que es obvio para todos. Hace unas semanas era un cohete, ¡ahora es un dirigible! ¿Sesgo total?

Los judíos quieren incitar a la violencia, creando las condiciones necesarias.

Cuando una persona no puede expresar su frustración de forma pacífica, tiende a decantarse por las vías violentas.

Esto es justo lo que quieren.

Los judíos necesitan que cometamos actos violentos para poder redoblar sus ataques sobre nosotros. Por eso, después de atentados como el de Pittsburgh, siempre van a alegar que todos los blancos somos culpables, y exigir un castigo colectivo. Todo esto mientras nos piden juzgar como individuos a quienes nos matan al grito de “Allahu Akbar“. Prohibido generalizar, goy. Salvo si el autor es blanco.

Soy consciente de que muchos estáis frustrados. Y no es para menos. Que yo tenga que vivir en el extranjero y utilizar una VPN para escribir cosas de sentido común es indicativo de que la situación es muy grave.

Pero podría ser mucho peor.

No cometas el error de recurrir a la violencia, no de forma ilegal. Además de inútil, tirarás tu vida por el retrete para siempre, y beneficiarás políticamente a los judíos. En vez de eso, ¿por qué no intentas hacer algo productivo, como afiliarte a VOX y participar en política, o escribir en este diario?

Comments