Congreso de Nuremberg 1936: Neon-nancys de VOX calientan el horno y llenan el palacio de Vistalegre

Fernando Guerra
Daily Stormer
7 de Octubre, 2018

Allí mismo, en la capital de España, y más concretamente en Vistaalegre, Santiago Abascal y su equipo han dado el campanazo y acaban de lograr romper varios anos de golpe. Todos los focos están ahora mismo puestos sobre ellos.

No contento con llenarlo, le ha venido pequeño y mucha gente no ha podido entrar:

Aquí mismo fue donde el beta maricón de Iglesias no pudo llenar completamente el mismo escenario y se consideró un gran fracaso para la formación morofeladora. A diferencia de Abascal, que lo ha llenado entero con 10.000 personas.

La izmierda y sus amos semitas por supuesto han empezado a lanzar todo lo que podían contra Vox, acojonados de que realmente todo esto llegue a más y la gente se vuelva neon-nazi. Tanto whitetrash como periódicos (((nacionales))) han empezado a decir que venían los nazis.

Lo mejor son las contestaciones de VOX por twitter a la “prensa” jajajaja, tenéis palomitas aseguradas.

Ahora mismo solo hay dos alternativas, o Vox, que si bien sabemos que está controlado por ellos, nos puede ayudar a desplazar la famosa ventana de overton y con un poco de suerte, puede que hagan un 15% de lo que dicen, -que ya nos ayuda más que el gobierno de Traidor Sánchez- o la nueva coalición de ADÑ, creada por Falange Española, Falange, Democracia Nacional y Alternativa Española, dejando fuera al partido nacionalsocialista Alianza Nacional.

Piénsalo, la judeofilia ya la teníamos; los infiltrados también. ¿No son el PSOE y el PP partidos igualmente del (((amo)))?

Tenemos lo mismo ahora mismo hagamos lo que hagamos, sin embargo, aprovechándose del descontento patriota, Vox está expandiendo ideas que sin querer nos están beneficiando, ideas como la falsedad del feminismo, las estúpidas autonomías, la innecesaria llegada de escombros genéticos o la ilegalización de los maricones en Qtarluña.

Quizás sea esta la última vez que de verdad podamos votar para salvar lo poco que queda de nuestro viejo país.

Mente fría, votar con la cabeza, no con el corazón.

Comments