Suecia: Negro corta el cuello y apuñala 13 veces a estudiante por no tener dinero para drogas

Fernando Guerra
Daily Stormer
6 de Octubre, 2018

Ya me canso de poner el resumen inicial del Caso Aislado, cuando cada día que pasa hay 400 casos similares aburre hacer el símil. Pierde la gracia cuando es epidemia.

Otro simio que mata gente sin motivo aparente:

Caso Aislado:

Suleman Suleman, un inmigrante sudanés que llegó a Suecia ha sido condenado a 17 años de cárcel tras el brutal asesinato que cometió el pasado mes de abril. Un estudiante de 28 años fue asesinado a manos de este salvaje, que cortó el cuello de su víctima, además de asestarle hasta trece puñaladas. Pero no solamente eso, sino que también se jactó de lo que había hecho.

Los hechos ocurrieron cuando el asesino y un amigo suyo, acudieron a casa de Albin, que pese a ser un gran estudiante y una persona muy querida entre sus amigos, tenía problemas de adicción y de vez en cuando vendía drogas. Esa noche, Suleman estaba buscando drogas, pero no tenía dinero para pagarlas, es por ello por lo que Albin no quiso vendérselas.

Típico de subhumanos animalizados, nidos biológicos de adicciones y bajezas humanas de todo tipo. La mejor arma que tenemos si quisiéramos acabar con esta raza es claramente cualquier vicio, y más concretamente la droga.

Si ellos mismos sin que nadie les ayude ya se intentan drogar todo lo que pueden, imaginaos si enviáramos toda la droga que pudiéramos a sus países respectivos.

No estaría nada mal cobrarnos todo lo que nos han hecho durante tantos años de esta manera, un par de mansiones con piscina y coches rodeado de mujeres que solo vas a utilizar para saciarte y no para procrear a la vez que generas droga que solo vas a enviar a países con subhumanos para afianzarte el terreno y conquistarles posteriormente.

Suena bastante bien.

Que no tuviera dinero provocó que Suleman atacara violentamente a Albin. Durante el ataque, Suleman se hizo con un cuchillo que clavó en la arteria femoral, provocándole una grave hemorragía. Pese a provocarle esa herida, el senegalés no tuvo suficiente. Cortó el cuello a su víctima y lo apuñaló hasta en 13 ocasiones.

Su amigo, al ver la escena, salió corriendo de la habitación. Más tarde, el propio Suleman amenazó a su amigo y le obligó a no decir nada sobre lo ocurrido, aunque le dejó claro que volvería a cortarle el cuello a Albin: “Le he cortado el cuello y volvería a hacerlo”, le dijo.

 

Comments