VÍDEO: Nuevos europeos asaltan e inmovilizan a ciudadano inglés por tener un perro

Fernando Guerra
Daily Stormer
28 de Septiembre, 2018

De rareza en rareza y tiro porque me toca. El mundo musulmán nos enseña cada día que no somos civilizaciones incompatibles, si es que se les puede llamar aún civilización.

Así es como han tratado de incriminar un grupo de pare-negros a un inglés por dar un paseo con su perro:

Al parecer, según la ley mora -conocida como Sharia- los perros son animales impuros y no deben ser tolerados en la vía pública.

La Tribuna de Cartagena:

Para los musulmanes que siguen la Sharia, los perros son animales impuros hasta el punto de que, en Inglaterra, sectores islamistas con importante influencia política han vuelto a exigir que los ciudadanos no paseen los perros por la calle ya que es una falta de respeto hacia la Sharia y hacia el islam en general.

En la ciudad de Manchester, se han repartido panfletos por un grupo llamadoPureza Pública”, que piden que los británicono deben pasear sus perros en vías públicas al ser considerados animales impuros para la fe islámica.

Para colmo el folleto reza: “No estamos diciendo que eliminen a los perros. Solamente pedimos que se nos respete. En nuestra religión un perro es un animal impuro y cada vez que vemos uno por la calle nos consideramos ofendidos “.

Que existan pensamientos tan divergentes como estos nos demuestran cuán alejados estamos de su cosmovisión del mundo. Es increíble como los subhumanos pueden odiar cosas que a nosotros nos resultan agradables, básicas o morales. Aunque sea domesticado, el perro es uno de los animales más nobles, el amor hacia los animales es una de las grandes diferencias que existen en el mundo entre los que son humanos y los que no.

El infrahumano ve como un objeto y algo de lo que aprovecharse a los animales, seres para él que no tienen sentimientos o no padecen, una visión totalmente contraria a la nuestra, que, sin llegar a equipararnos con ellos, vemos en ellos un ser muy cercano a nosotros.

La majestuosidad de su pureza y su inamovible pertenencia y obediencia inherente a las leyes de la naturaleza nos fascina, a diferencia de nosotros, mezclados y degenerados hoy en día en exceso. Por eso deberían seguirse leyes raciales con los perros de la misma manera que con el ser humano. El cruce de razas animales actual es una aberración y los conscientes vemos con sorpresa como se continúa hablando en el mundo animal de “razas” y de “pedigrí” es decir, de diferencias raciales y de niveles de pureza de la misma.

No se cómo no han prohibido todavía usar esta terminología y camuflarla como hacen con nosotros. Lo que antes era raza, ahora es etnia, para ser suene un poco más suave. Porque, aunque sea fascista, científicamente hay que seguir utilizando un término ya que la esencia a la que hace referencia el termino realmente si existe.

En definitiva, deberíamos entrenar a nuestros perros, sobre todo en combate, los vamos a necesitar muy pronto si esto continua así.

Comments