¿Son los Castro judíos?

Emilio Mola
Daily Stormer
4 de Septiembre, 2018

Yo no soy comunista… La revolución es mas verde que las palmas. New York 1959.

Antes de discutir los hechos que responderían a esta pregunta veamos algunos datos curiosos sobre el régimen castrista de Cuba.

Durante el apogeo de la tal llamada guerra fría, Cuba fue el centro del antiamericanismo en el hemisferio occidental. Todas las guerrillas y movimientos comunistas de Latinoamérica, eran financiados, entrenados y apoyados desde Cuba. Cuba le costó billones de dólares a los EEUU y fue una espina molesta en su costado por décadas. Castro se convirtió en el Robin Hood del tercer mundo, en el abanderado de la lucha de los pueblos oprimidos en contra del “imperialismo yanqui explotador y arrogante”. Con los millones de la URSS, Cuba de hecho era una potencia militar y política de segunda clase, antiamericana hasta la médula.

El régimen le hizo mucho daño a los EEUU en relaciones públicas.

Los Castros han hecho de Nuestra América, un mundo mejor.

Hasta por lo menos el 2011 el Banco Central de Cuba no estaba supeditado al sistema bancario internacional judaico (hay datos que dicen que ya lo está). Esto es un pecado mortal porque el poder judaico está basado en controlar los bancos nacionales, quienes crean dinero de la nada, con el cual sus dueños entonces compran la economía, la prensa, los políticos, el sistema educativo, etc.  No es coincidencia que todos los “estados canallas” tienen algo en común: no tienen bancos centrales ligados al fondo monetario internacional.

Los Estados Canallas son canallas porque desconfían del Shéquel.

Por mucho menos, otros países han sido sujetos a “cambio de régimen” e “implementación de democracia”. Hussein murió ahorcado y Qaddafi sodomizado a bayonetazos. Cuando cayó Mamá URSS y junto a ella la mayoría de los regímenes comunistas, muchos consideraron los días del régimen contados. El exilio se puso eufórico, esperando la invasión americana o un derrocamiento a billetazos. Willy Chirino compuso su famoso son “Nuestro Día ya Viene Llegando” Pero después de casi 30 años el día no ha llegado ni hay señales de que llegue.

Más curioso aún es la evidencia de que Castro ganó el poder con la tácita ayuda de los EEUU, o al menos de la cabal que lo gobierna a escondidas. Después de la fallida invasión de diciembre de 1956, las fuerzas de Castro quedaron reducidas a no más de 20 hombres y fácilmente hubiera pasado al olvido. Pero a su rescate vino el judío Herbert Matthews, del Jew York Times. Su cita secreta con Castro en la Sierra Maestra, fue noticia de primera plana, convirtiendo al guerrillero en un Robin Hood, catapultándolo a la fama en Cuba e internacionalmente. Poco después, el gobierno americano declaró embargo económico y de armas al gobierno de Batista, factores cruciales en su eventual derrota. La subsecuente forma en que los EEUU manejaron la invasión de bahía de Cochinos sugiere que al menos sujetos con influencia dentro del gobierno de los EEUU, querían que Castro retuviera el poder. Earl E.T. Smith, el último embajador americano en Cuba testificó en 1960 ante el senado:

Senado de los EEUU:

Las agencias del gobierno de los Estados Unidos y la prensa de los Estados Unidos jugaron un papel crucial en permitirle a Castro tomar el poder…….Sin los Estados Unidos, Castro no estuviera hoy en el poder…….Senador, somos responsables por traer Castro al poder.……Era imposible que el asistente del secretario de estado Roy Rubotton, su asociado William Wieland, y el Cuarto Piso, no supieran de las afiliaciones comunistas de Fidel Castro.  No cabe dentro de lo posible, que la CIA no lo hubiera sabido.  Roy Rubotton estaba en Bogotá cuando Fidel Castro, a la edad de 22 años, era un activo organizador de la insurrección comunista….Tres artículos de primera plana en el new Yokr Times a principios de 1957, escritos por el editor Herbert Matthews, sirvieron para catapultar a Castro a estatura y reconocimiento mundial.  Hasta ese momento Castro había sido otro bandido mas en las montañas del oriente de Cuba, con un puñado de seguidores que aterrorizaba a los campesinos…Estuve 2 horas y 35 minutos con Batista en diciembre 17, 1958, y le dije que los Estados Unidos, o mejor dicho ciertas personas de influencia en los Estados Unidos, creían que él ya no sería capaz de mantener control  eficaz en Cuba, y que ellos creían que se evitaría mas derramamiento de sangre, si él se retirara.

La evidencia es clara para el que la busca: (((elementos en el gobierno y prensa de los EEUU))) jugaron un papel importante en el triunfo de Castro.

Castro recompensó a Matthews con puros no adulterados.

Si Castro “traicionó” a los americanos y se fue con los rusos, si se convirtió en el principal exportador de comunismo y guerrillas de nuestro hemisferio, si su hábil oratoria antiamericana causó tanto daño a la imagen de los EEUU, si su banco central se mantuvo fuera del control judaico por tanto tiempo después de caída la Unión Soviética, ¿cómo es posible que haya sobrevivido tanto tiempo? Está claro que el pacto Kennedy-Khrushchev, garantizó su existencia durante la era soviética, pero ¿por qué después del 1992, máxime que Putin y Castro son aliados?

Si Fidel Castro Ruz y su hermano Raúl son judíos, eso explicaría mucho. Veamos la evidencia.

Su exiliada hija ilegítima Alina Fernández Revuelta, en la primera página de su autobiografía, dice de su bisabuelo, o sea, del abuelo materno de Castro:

Gracias Alina, por tu valiosa contribución.

Castro’s Daughter:

….hubo un muchacho en Estambul,…., su familia de judíos renegados probablemente se quitaron una letra de su apellido, acortándolo a Ruz.

El libro no es anti semítico y el comentario es totalmente casual.  Ella no aclara si la contracción proviene de Rutz o Ruiz, ambos apellidos judíos frecuentes. Algunos dicen que Ruz es una hispanización de Ruth. Alina no aclara la ascendencia étnica de la esposa de Ruz, o sea de la abuela materna de Castro.

La evidencia de si Ángel Castro, el padre del dictador, es un criptojudío es incierta pero vale decir que toda lista de apellidos sefardíes incluye a Castro. Fidel nació bastardo, pero antes de cumplir el año su padre se casó con la madre Lina Ruz, su sirvienta y amante.

Décadas después, ya en el poder, Castro fue entrevistado por el entonces famoso clérigo filocomunista Frei Betto. En dicha entrevista hay más pistas:

Servando Gonzalez:

Betto: ¿Fuiste bautizado allí? (Birán, su pueblo natal)
Castro: No, fui bautizado en Santiago de Cuba, algunos años después de haber nacido.
Betto: ¿Cuantos años tenías entonces?
Castro: Creo que tenía cinco o seis. Fui uno de los últimos niños de la familia en ser bautizado…Como regla, todos allí habían sido bautizados. Recuerdo que aquellos que no lo habían sido los llamaban judíos. No podía entender lo que el término judío significaba, me refiero a cuando yo tenía cinco o seis años. Sabía que era un pájaro ruidoso y de color oscuro, y cada vez que alguien decía. “Él es un judío,” creía que hablaban de ese pájaro. Esas fueron mis primeras impresiones. Cualquiera que no había sido bautizado era un “judío.”

El hecho de a los cinco o seis años no estar todavía bautizado parece haber causado una gran impresión en Castro, porque unos momentos después durante el curso de la entrevista vuelve a tocar el tema:

Castro: “Estuve sin bautizarme y recuerdo que la gente me decía judío. Decían, “él es un judío,”. Tenía cuatro o cinco años y ya estaba siendo criticado, pues la gente decía que yo era un judío. No sabía el significado de la palabra judío, pero sin dudas tenía una connotación negativa, de que era algo vergonzoso. Todo era por no estar bautizado, y yo no tenía la culpa de ello.”

Betto no le da seguimiento al tema y la pregunta de por qué Castro no había sido bautizado quedó sin respuesta.

Castro llegó a Santiago de Cuba a los seis años y fue bautizado a los ocho. Normalmente los niños católicos son bautizados pronto después de nacer, aunque en situaciones de bastardía esto pudiera cambiar. Pero sus padres se casaron antes de que él cumpliera el año. Esperar siete años más es inusual. ¿Será posible que dicho bautizo fuera hecho para proteger su ascendencia marrana?

Toda su educación preuniversitaria, tanto Fidel como Raúl, la pasaron en colegios jesuitas. Es conocido que los jesuitas están plagados de criptos y la orden está al frente de la promoción del destructivo concilio anticatólico de Vaticano II.

Somos la quinta columna.

Según Symmes, que su madre Lina Ruz haya sido de origen judaico es sugerido por comentarios que el mismo Fidel hizo en 1941 durante su estancia en el colegio jesuita de Dolores.

Semitic Controversies:

“Él nunca fue un fascista ideológico, dijo Cubenas, y definitivamente no fue un antisemita. Fidel había explicado para esa época que él no podía estar “con” los fascistas porque ellos estaban en contra de los judíos, y él no podía estar en contra de los judíos por la sencilla razón de que él lo era también. Él confesó que el descendía, a través de su abuela, de judíos. Fidel era católico, no judío, y cubano, no europeo, pero le dijo a todos los que escucharan, que los judíos eran su propio pueblo.”

Ningún historiador considera esta cita como falsa, los pocos que la mencionan, solo la repudian alegando que fue una indiscreción poco seria de un adolescente. Sin embargo la misma ya indica suficiente conocimiento como para saber que el linaje judaico se transmite por la madre. También está el tema de que no existía motivo, pues el alegar ser judío no presentaba ventajas en esa época.

Yo no soy profeta, solo tengo conexiones con los planificadores.

Cuatro judíos Ashkenazi se encontraban en el pequeño grupo que fundó el primer Partido Comunista de Cuba en 1925: Grimberg, Vasserman, Simjovich alias Grobart, y Gurbich.  Fabio Grobart jugó un papel importante, aunque por lo general indocumentados, en la orientación de la dirección política de la Revolución por un camino socialista.  Durante décadas fue un ideólogo del partido y el hombre que introdujo Castro en las reuniones del partido.  For mucho tiempo fue considerado “… tal vez el más alto representante de clasificación de la Tercera Internacional en Cuba en ese momento”.

Los Castros tienen una relación muy peculiar con el veterano agente de la Mosad Rafi Eitan. Eitan tiene una foto de Castro en su oficina. En 1994 Castro otorgó al israelí la Medalla de Inversión Agrícola. Eitan tiene en la isla enormes fincas de cítricos del tamaño de Gaza y ha invertido más de 200 millones de dólares en proyectos inmobiliarios. Eitan viajaba a menudo a Cuba donde posee una mansión y junto al dictador, inauguró en 2006 una menorah gigante en honor al holocausto en una plaza céntrica capitalina.

En 2010 en su entrevista de cinco horas con el narizón Jeffrey Goldberg, Castro dijo lo siguiente.

Visitando a Fidel:

“Recuerdo el Viernes Santo cuando yo era niño, hace mucho tiempo, tendría yo cinco o seis años y vivía en el campo. ¿Cuál era la atmósfera que respiraba un niño? ‘Guarda silencio, Dios ha muerto.’ Dios moría cada año entre el jueves y el sábado de la Semana Santa, y esto producía una profunda impresión en todos. ¿Qué había pasado? Decían: ‘Los judíos mataron a Dios.’ ¡Culpaban a los judíos de haber matado a Dios! ¿Te das cuenta?” Continuó: “Bueno, yo no sabía qué era un judío. Sabía de un pájaro llamado ‘judío’, así que para mí los judíos eran esos pájaros. Esos pájaros tenían grandes narices, y no sé por qué se les llamaba así. Eso es lo que recuerdo. Así de ignorante era toda la población.” Afirmó que el gobierno iraní debe entender las consecuencias del antisemitismo teológico. “Esto se ha prolongado tal vez por dos mil años”, dijo. “No creo que nadie haya sido más difamado que los judíos. Diría que mucho más que los musulmanes. Han sido mucho más calumniados que los musulmanes porque son culpados y difamados por todo. Nadie culpa a los musulmanes por cualquier cosa.” El gobierno de Irán debe comprender que los judíos “fueron expulsados de sus tierras, perseguidos y maltratados en todo el mundo como aquellos que habían matado a Dios. En mi opinión esto fue lo que les pasó: selección inversa. ¿Qué es selección inversa? Por más de dos mil años fueron sometidos a una terrible persecución y luego a los pogromos. Uno pensaría que con eso habrían desaparecido; creo que su cultura y su religión los mantiene juntos como una nación”. Prosiguió: “Los judíos han vivido una existencia mucho más dura que la nuestra. No hay nada que pueda compararse con el Holocausto.” Le pregunté si le diría a Ahmadineyad lo que me estaba diciendo a mí. “Te digo esto para que tú puedas comunicárselo”, me respondió.

En esta cita, Castro nos recuerda una vez mas la naturaleza gaseante de los niños cubanos.  Aparte de  evidente filosemitismo, muestra desprecio por la fe de la mayoría de los cubanos e hispanos, así como simpatías musulmanas. Como es evidente del contexto que los difamadores de judíos y musulmanes son los europeos, es claro que Castro es un anti blanco. Como Cuba era mayoritariamente blanca durante al menos la primera mitad de su reinado, y Castro solo ha demostrado odio a la nación cubana al destruirla, sus palabras no son mera politiquería, sino congruentes con sus acciones históricas. Sus palabras y acciones son típicas posiciones judaicas.

¡¿Que volá mi negro?!

Los medios de difusión masiva occidentales aman a Castro, más ahora que está muerto. Latinoamérica ha tenido y tiene una gran lista de líderes comunistoides, Salvador Allende, Daniel Ortega, Hugo Chávez, Nicolás Maduro, Lula da Silva, Evo Morales, Rafael Correa, etc. Todos han recibido mala prensa, incluyendo los discípulos de castristas Chávez y Maduro. Todos tienen algo en común, ninguno es un elegido, salvo Allende.

Congruente con la media es Hollywood. Hollywood ama a Castro y se puede decir que es su dictador favorito.

La CIA ha asesinado o ayudado a derrocar a muchos líderes de izquierda. Hugo Chávez declaró que su cáncer mortal fue cortesía de la CIA. Es un hecho que es posible darle cáncer intencionalmente a alguien. Sin embrago la leyenda dice que Castro ha sobrevivido más de 600 intentos de asesinatos por parte de la CIA, desde puros envenenados a caracoles explosivos. Cualquiera que crea estas historias es muy ingenuo.

Conclusión
Su hija lo admite, nadie niega que Fidel lo proclamó a los 15 años. Su odio por la nación cubana, a la cual de nación de primer mundo en los 1950s con un 75% de blancos la llevó al nivel de Haití con blancos reducidos a evidentemente menos de la mitad, su habilidad para mentir y manipular, su habilidad para sobrevivir donde otros goyim no han podido, sus palabras y acciones, todo estos puntos si se consideran en conjunto, son consistentes con la conducta de un hijo de Satanás.

Las entidades que lo catapultaron al poder y que luego permitieron de forma inusual que lo retenga, la CIA, el Departamento de Estado, la prensa y Hollywood americanos, sabemos que para esa época tal y como hoy, estaban ya bajo el control judaico.

La misma gente y entidades que apoyan o permiten a los Castros, odian a muerte al enviado de Dios Donald Trump.  ¿No es esto evidentemente lógico?

En la historia y política, sobre todo en lo que concierne a los judíos y sus sociedades secretas, no hay nada garantizado, pero el historiador o analista político, debe de tomar decisiones basado en la evidencia existente. Basado en lo que hay yo concluyo, que los Castros son:

Créeme goy, yo soy “Mas Cubano que las Palmas”

Moraleja
Nuestros antepasados fueron sabios sobre el tema judío, por eso tenemos que tener claro que cuando llegue su momento hay que revivir estatutos con precedente legal como el siguiente:

Estatutos de Limpieza de Sangre de Toledo 1449

“Vistas sus herejías, sus crímenes y sus rebeliones contra los cristianos…, juzgaron que los conversos eran indignos de ocupar cargos, privados o públicos, en …todo el territorio de su jurisdicción».

Si no lo hacemos seguiremos teniendo esto:

Y esto

Y nos gobernarán estos:

Comments