Megacorporaciones de internet se unen para censurar a Alex Jones

José González
El Daily Stormer
9 agosto, 2018

Parecía que no iban a atreverse, pero después de muchas amenazas, Youtube ha cerrado el canal de Alex Jones, fundador del medio de información alternativo Infowars.

Ha sido además una acción organizada. No ha sido solo Youtube. También iTunes (Apple), Spotify y Facebook. Solo Twitter se ha negado a censurarle.

El Espectador:

Las medidas ocurren después de meses de críticas al canal de videos en línea YouTube y las redes sociales Facebook Twitter, acusadas de no hacer suficiente para combatir la desinformación y el discurso de odio.

Fundador del sitio InfoWarsAlex Jones es una personalidad mediática afiliada a la extrema derecha que se ha convertido en una celebridad gracias a sus teorías conspirativas sobre la matanza de Sandy Hook, ocurrida en 2012.

Menuda judiada, literalmente.

Uno no puede evitar percatarse de que el único que se ha negado a censurar Infowars, @jack, el dueño de Twitter, es el único goy entre los líderes de las grandes corporaciones de internet.

Facebook pertenece al judío reptiliano Zuckerberg.

Google (Youtube) pertenece a estos narizudos.

Los judíos saben bien qué es bueno y qué es malo para los goyim.

Lo que ellos entienden por libertad de expresión, es expresar su opinión de formas diferentes. Y si levantas el dedo, te acusan de delitos de odio. Porque la legislación contra el odio que los judíos han promovido en todo Occidente no busca de ningún modo acabar con la “incitación al odio”. Sino perseguir las opiniones disidentes que los judíos odian, porque ponen en peligro sus intereses étnicos.

Por eso no pasa nada si promueves el odio contra el hombre blanco heterosexual, pero acabas entre rejas si señalas a los judíos con el dedo, o a alguna otra “minoría” protegida por Judea.

Mucha gente, cada vez más, sabe bien para qué sirven las leyes contra el odio, muy endurecidas en marzo de 2015 en España. Curiosamente, solo tres meses antes de que Gallardón aprobara la nacionalización de los descendientes de los sefardíes. Como Ley, dice proteger a todas las “minorías”. Pero ha sido concebida para proteger a los judíos en primer lugar.

Es muy triste cómo todos los medios hispanos justifican la censura de Alex Jones. Para ello, le acusan de pertenecer a la “extrema derecha”, de difundir conspiraciones, información falsa, etc.

Para los que no conozcáis Infowars: es un medio alternativo estadounidense que apoyó la candidatura de Trump.

Calificar Infowars de “extrema derecha” es Fake News. Es un calificativo que solo he encontrado en medios españoles e hispanos, quizá porque saben que la mayoría no lo conoce, por la barrera del idioma. Los medios americanos lo califican de right-wing, o medio de “derechas”, a secas.

Infowars no es en absoluto antisemita. Alex siempre se ha negado sistemáticamente a señalar a los judíos con el dedo, a pesar de las presiones de su audiencia. Creo que ha mencionado alguna vez una “mafia judía”, pero casos como estos los puedes contar con los dedos. En vez de eso, prefiere culpar a los chinos, o a los saudíes. Tampoco es “racista”. Defiende la ridícula idea de que lo único que importa es la “cultura”, como si esta no tuviera nada que ver con la constitución racial de una persona.

A lo mejor Alex defiende esta línea para hacer viable su negocio, pero de poco le ha servido. Había alcanzado demasiada influencia, y a los judíos no les gusta que alguien de su talla les haga la competencia en el terreno de la información. El activismo de Infowars en la defensa de la segunda enmienda (derecho a portar armas) ha sido especialmente dañino para la agenda judía en EEUU.

Puede que Alex diga de vez en cuando algún disparate, pero tiene todo el derecho del mundo a hacerlo. Además, no le han censurado por esta razón, sino por adoptar una narrativa diferente a la de los grandes medios estadounidenses, dominados por intereses judíos.

Slippery slope

En inglés existe el término “slippery slope” (pendiente resbaladiza). En este contexto, se utiliza para advertir de los peligros derivados de la censura de opiniones.

Cuando uno empieza a censurar ideas, nada impide que el espectro de opiniones no censurables se reduzca cada vez más. Porque la ventana de Overton no es fija; la transformación social es constante.

– Aceptación de la homosexualidad → matrimonio gay → transexualismo → pedofilia … ???

– Censura de medios de extrema derecha → censura de medios conservadores → ???

No puede continuar indefinidamente.

Me cuesta creer que los judíos permitan degenerar la situación, hasta el punto de que solo transexuales musulmanes comunistas con síndrome de Down tengan permitido el acceso a internet.

Alex Jones calló cuando las compañías que controlan los registros de dominios denegaron sus servicios a esta web. Desde agosto de 2017, hemos tenido que cambiar 16 veces de dominio.

Infowars aún conserva su página web, pero las compañías de registro de dominio pueden aún hacerle lo mismo que hicieron con nosotros.

Por eso no importa que seas neon-nazi, conservador, liberal o de centro-izquierda. La censura no va a detenerse con nosotros, lo advertimos hace un año.

En España ya se está debatiendo en los platós de TV sobre cómo cerrarnos la web. Si lo consiguen -lo dudo, nos protege la primera enmienda- los siguientes serán medios conservadores como Alerta Digital, Mediterráneo Digital, Caso Aislado o La Tribuna de España.

Buenas noticias

Alex Jones es un personaje muy influyente, y su censura no ha dejado a nadie indiferente. Entrevistó a Trump durante la campaña de 2016.

Hemos alcanzado un punto crítico, en el que el Gobierno de Trump va a poder actuar contra el monopolio de las grandes corporaciones.

Facebook, Twitter, Youtube, Instagram, etc, censuran sistemáticamente no solo a personas y grupos de “extrema derecha”, sino también a grupos cristianos, votantes de Trump y congresistas republicanos.

Si Trump quiere ganar las próximas elecciones, va a tener que obligarles a respetar la primera enmienda de la Constitución (libertad de expresión).

Trump ya ha lanzado una advertencia a Twitter por censurar a candidatos republicanos.

Nigel Farage escribió un artículo en Fox News en defensa de Alex Jones. También el hijo de Trump ha mostrado su rechazo en Twitter.

Señala lo mismo que nosotros: ahora han censurado Infowars, ¿cuánto tiempo pasará hasta que decidan censurar medios conservadores como Breitbart o Daily Caller?

Es un slippery slope.

Estoy convencido de que la administración de Trump está ya redactando nuevas regulaciones que van a obligar a las grandes corporaciones a respetar la libertad de expresión. No necesita al Congreso para actuar.

Todo lo que tiene que hacer es llamar al presidente de la FCC (Comisión Federal de Comunicaciones), Ajit Pai.

En mi opinión, Trump está esperando a que la situación degenere lo suficiente, antes de actuar y aprobar una nueva forma de “neutralidad en la red”, con la que obligar a las compañías distribuidoras de contenido a mantenerse políticamente neutrales.

El CEO de Cloudfare Mathew Prince -censuró nuestra web en 2017- apoya este tipo de regulación. Ya ha viajado a Washington para defender esta nueva forma de neutralidad en la red. Una real.

El hecho de que todas las grandes compañías hayan actuado de forma organizada para censurar a Alex Jones es extremadamente grave. Están empleando su monopolio para censurar voces conservadoras y manipular las elecciones.

Solo es cuestión de tiempo que la FCC actúe. Seguramente a finales de este año o principios de 2019, cuando los republicanos hayan arrasado en las elecciones de noviembre, reforzando la figura de Trump.

Comments