Judío se desnuda quitándose la kipá por dinero, héroe anónimo lo graba y comparte

Manuel Carlés
El Daily Stormer
10 julio, 2018

Un judío ortodoxo  -apelando a las bajezas típicas de su raza- se exhibió desinhibidamente ante los ojos del público a plena luz del día… con la sencilla intención de obtener una moneda.

Una cámara lo grabó todo: un vídeo breve, pero revelador.

Aquí vemos a dicho judío, quitándose la kipá por una moneda

Un asqueroso judío degenerado (valgan las redundancias), fue grabado en pleno acto nudista, exhibiéndose en una zona pública, sin el menor escrúpulo. Un héroe anónimo captó el momento en vídeo, cuyo contenido revela lo que ya parece un secreto a viva voz:

Los judíos son capaces de cualquier cosa por dinero.

Esto es algo que está grabado ya en el inconsciente colectivo. Los pueblos que han conocido al judío, lo recuerdan de esa forma: avaro, codicioso, inescrupuloso y corrupto.

A lo largo de la historia, estos corruptores de pueblos han engañado, estafado, y arruinado a millones de personas, durante milenios, en todas partes del mundo. Socavan la voluntad de los pueblos, infiltran sus gobiernos, imponen la usura y exprimen hasta el hartazgo a todos y cada uno de los habitantes, y así lo hicieron a lo largo y ancho del planeta.

Una vez que los Juden ocupan posiciones de poder, se enquistan en ellas y acomodan a los suyos en todas las otras posiciones posibles, llevando a cabo persecuciones políticas, económicas o de la índole que necesiten para no dejar margen a disidencia.

En cuanto han logrado ese objetivo, se hacen con el monopolio de la crítica, silenciando a quien opine de una forma que no les favorezca, o difamándolo por todos los medios posibles si esa opinión se hace parcialmente conocida por el público en general.

También, en ese momento, se hacen con el monopolio de la violencia: persiguiendo, encarcelando o eliminando a los héroes que se oponen a sus malvados planes.

Según algunos expertos, este judío acaba de robar y matar a un goy.

Por eso es necesario informar a la gente, vecinos, familiares, desconocidos, o quien sea. Cuando le cuente la verdad a las personas, puede que no estén preparadas.

Debe entenderlos.

Hay veces en que algunos, sencillamente, rechazan la informaciónDemasiada televisión destruye la capacidad de razonar, de usar la lógica y de aceptar la realidad. No los culpe y no se rinda, deben despertar a toda costa.

Porque seguimos avanzando, cada vez somos más y esto ya no puede detenerseCada vez hay más conciencia. Cada vez estamos más unidos…

Cuando nos juntamos, somos mucho más fuertes

La Judenpresse -como es costumbre- evitó mencionar el hecho. Y creyeron que podrían ocultarlo… Pero un camarada estuvo ahí y fue la persona correcta, en el lugar indicado y en el mejor momento.

Porque ahora, gracias a su acto glorioso, tenemos la prueba.

La codicia dejó al desnudo al judío y su naturaleza.

Y el mundo, inevitablemente, abrirá los ojos.

El triunfo es nuestro.

Comments