Traidores Secesionistas entran en pánico al escuchar el grito noble de ¡Viva España! pero son tranquilizados por el miembro de un gitano encarcelado

Luis Castillo
El Daily Stormer
7 julio, 2018

Si quieres tener tu propio país, debes recoger algunas armas, luchar, y ganar.

Para la gente de España, esta es una lección sobre el futuro. Con todos estos moros y africanos, vivirás para ver el día en que España debe elegir entre otra reconquista o convertirse en Suecia, y tú – sí, tú – debes preparar tu alma ahora para esta eventualidad.

Para los traidores de Cataluña, sin embargo, esta es una lección sobre su pasado inmediato.

Si habían querido rebelar, deberían haber tenido un mensaje más inspirador que “queremos más comunistas, feministas, moros y africanos que el resto de España, y queremos ser sodomizados por la Unión Soviética Europea hasta el final de los tiempos.”

Este no es un mensaje que inspire a los hombres a luchar por ti.

No se puede simplemente decirle a la gente “oye, deberías pelear por mí porque vivimos en esta misma área geográfica, y no en esa otra área geográfica, a seis horas al oeste.”

Tienes que tener un plan para el futuro, uno por el que las personas estén dispuestas a luchar.

Consejo de vida: no te metas en peleas que no puedes ganar. Ven preparado.

El Plural:

Lo contaba anoche Jaume Vich, periodista destinado a la cárcel de Zuera en Zaragoza, durante su conexión con La Nit a 8 TV, televisión privada de Cataluña. Los presos independentistas -Jordi Sánchez, Jordi Cuixar, Oriol Junqueras y Raül Romeva- han sido recibidos en este centro penitenciario en el que han pasado la noche camino de Cataluña con gritos de “Viva España”. Sin embargo, no se trata de una reacción espontánea de los encarcelados, sino unas proclamas que se han escuchado por la megafonía de la prisión.

Fuentes anónimas dentro de la cárcel de Zuera en Zaragoza lograron grabar la transmisión de ¡Viva España! desde dentro de la institución y han pasado al Daily Stormer un video exclusivo del grito patriótico, que aparentemente fue entregado por el mismo Álvaro Ojeda.

Más consejos de vida: no te quejes de perder. A nadie le gusta un perdedor dolorido.

Pero después de la angustia provocada por el heroico patriotismo heroico del señor Álvaro Ojeda, solo había una cosa que podía calmar los nervios del traidor Jordí Sánchez – un antiguo rito del comunismo catalán que celebra a su diversidad única, pero un rito que duele un poco.

Y con solo eso, la esperanza volvió al corazón de Jordi Sánchez.

“Finalmente”, pensó, “he vuelto a Cataluña.”

Hubo mucha alegría y celebración.

Obviamente, deben pagar por los crímenes, pero eso no significa que se les debería negar el derecho, al menos, a estar en una cárcel de Cataluña, y participar en los típicos comportamientos comunistas de Cataluña.

Ahora pueden enorgullecerse de algo verdaderamente catalán: la demografía diversa y vibrante de su sistema penitenciario.

A pesar de todo el llanto y las protestas acerca de cuán injustamente se tratará a estos traidores, me parece que es encomiablemente sensible a las necesidades culturales de los comunistas catalanes. Me parece que el Estado les ha proporcionado un servicio ejemplar, y han hecho todo lo posible para disminuir su angustia.

Comments