El fuego se sube: Linchamientos espontáneos contra violadores musulmanes en Reino Unido

Luis Castillo
El Daily Stormer
4 julio, 2018

Casi había empezado a pensar que el anglo eterno iba a tolerar cualquier cosa.

Resulta que este vecindario no apreció tener un violador extranjero pedófilo en su medio. Se necesitaron más de cincuenta policías para sacar al hombre de su casa de forma segura. No tengo claro por qué la policía intervino.

Para todos lo bla bla bla sobre “democracia esto, democracia aquí”, realmente no hay más expresión perfecta de la voluntad de la gente que cuando se enfurecen y deciden rodear la casa de alguien que está atacando a sus hijos. En cualquier sociedad sana y sensata, la policía no haría nada, o estarían allí, al lado de la gente. Pero lo que sea. Esto acaba de comenzar, y cada vez es más frecuente.

La policía no va a estar dispuesta a morir por estos pedófilos.

Su voluntad se quebrará.

La misma cosa, menos intensa, pero intensa.

El público sabe que está pasando, y está harto.

Los pedófilos ni siquiera están a salvos en sus tiendas de kebab.

¿Cuánto tiempo podría un británico medio mirar el rostro de este grasiento terrorista paquistaní, defiendo sus compatriotas terroristas paquistaníes?

Lo único que detiene a la gente es el miedo de perder lo que tienen.

Pero, con como van las cosas, el público va perdiendo un poquito más de lo que tiene, con cada año.

Un día, quedará con nada.

Cuando ya te han quitado todo, no pueden quitarte nada más, así que ya no tienes miedo, y eres libre de hacer cualquier cosa. Cada vez que estos invasores lastiman a alguien, las personas que amaron a su víctima pierden el miedo.

Un hombre que no tiene nada, no tiene nada que perder.

Esto solo puede terminar de una manera.

Comments