Denuncian el naufragio de una patera con 120 negroides, pero solo recuperan los cadáveres de tres niños para la foto. ¿Montaje?

José González
El Daily Stormer
30 junio, 2018

La prensa progre ha denunciado la desaparición de una patera con más de 100 negros. Pero algo huele a podrido en Judea.

Público:

En el bote navegan unas 120 personas. La mayoría de nacionalidad subsahariana, pero también marroquíes y yemeníes. Hasta el momento se han recuperado los cadáveres de tres bebés“, detalló.

“Otras 16 personas fueron rescatas con vida. Todas ellas son hombres jóvenes que han sido trasladados a un centro de detención en la zona de Al Hamdiya”, a unos 25 kilómetros al este de Trípoli, donde son tratados de diversas heridas, explicó.

Un hombre escéptico debería hacerse las siguientes preguntas:

¿Cómo saben cuántas personas iban en la patera?

¿Cómo conocen la nacionalidad de los fallecidos?

Si esta información es real, están reconociendo abiertamente que mantienen una línea de comunicación directa con las mafias. Porque solo las mafias presentes en Libia, que son quienes montan a los negros en las pateras, pueden conocer estos datos. Es decir, los barcos de las ONG coordinan el transporte con las mafias. Pero esto ya lo sabíamos.

Todo apunta a un montaje.

Para demostrar el naufragio de “unas 120 personas”, tan solo muestran los cadáveres de tres niños. Siguen faltando más de cien cuerpos. ¿Dónde están?

Los adultos también flotan.

Todos los cadáveres flotan.

Observad bien las fotos. ¿Qué clase de gente transportando cadáveres de niños posaría frente a una cámara?

Fijáos cómo reúnen los tres cadáveres, formando un círculo, para la instantánea. Esto es propaganda. Y va dirigida muy especialmente a las mujeres, que son las que mejor responden a las imágenes de críos muertos, por su instinto maternal.

Si ha sido un montaje, ¿de dónde han sacado los tres cadáveres?

Si el naufragio es un montaje, los cadáveres de los niños probablemente provengan de otra embarcación. Un reportaje de El Mundo reveló que los negros tienen la costumbre de sacrificar a sus hijos lanzándolos al mar, creyendo que así pueden salvar el propio pellejo.

El Mundo:

El mar es duro y conocemos historias de personas que, ante el miedo que les genera verse rodeados de agua, piensan que deben sacrificar un alma a cambio de sobrevivir. El otro día una mujer lanzó al mar a su bebé de pocos meses, como sacrificio, mientras iba en una patera. Y también un amigo desapareció de una barca hinchable que rescató Salvamento Marítimo. Estaban todos los que subieron excepto él… nos dicen que le obligaron a tirarse de la barca porque se hundía y era el que más pesaba.

Si tengo que opinar en base a las pruebas disponibles, solo puedo concluir que todo ha sido un montaje. Están utilizando los cadáveres de tres niños con motivos propagandísticos, para influir en la opinión pública y en la cumbre migratoria que terminó ayer.

¿Quién tiene la culpa?

Real o no, las ONG son las primeras responsables de todas las muertes. Si las mafias lanzan pateras al mar en primer lugar es porque saben que las ONG se encargan del transporte a Europa. Las pateras no están diseñadas para aguantar un viaje de más de 500 km. Es decir, el negocio de las mafias solo puede funcionar con la colaboración de las ONG.

Para acabar con el tráfico ilegal de negroides en el Mediterráneo, basta con confiscar los barcos negreros de las ONG. Si no fuera por la presencia de barcos como el Aquarius, ningún negro se atrevería a lanzarse al mar a 500 km de Europa. Y si ningún negro se atreve a meterse en una patera en la costa libia, las mafias hacen las maletas.

Otra opción más deseable es hundir los barcos negreros con la mugre dentro. La traición solo puede expiarse con sangre.

Muerto el perro, se acabó la rabia.

Comments