Arranca la celebración del SIDA en Madrid: millones de anoflojos infestarán sus calles, dejando un rastro de mierda

José González
El Daily Stormer
28 junio, 2018

Hoy, como tantos otros años, un colectivo caracterizado por su baja esperanza de vidahasta veinte años menos– y alta incidencia de ETS -especialmente SIDA– va a infestar las calles de Madrid para recordarnos a los españoles por qué son necesarios los campos de concentración.

20 Minutos:

Llega el Orgullo Gay. MADO 2018 rinde homenaje al activismo y su memoria conmemorando los cuarenta años de la primera manifestación del colectivo LGTBIQ+ que tuvo lugar en la capital. La celebración y reivindicación se materializarán el 7 de julio bajo el lema ‘Conquistando la igualdad, TRANSformando la sociedad’. “Este es el año de las personas trans”, explicaron los organizadores.

Esta edición contará con cuatro escenarios: en la plaza Pedro Zerolo, Sol, Plaza de España y en la plaza del Rey, en Chueca (que este año se llamará plaza de las Reinas, como guiño al feminismo). A esos habrá que añadir el de la plaza de Colón, donde terminará la manifestación.

“Este año es de las personas trans“. Se refieren a los hombres que se creen mujeres por haberse cortado el pene. Y lo del guiño al feminismo no lo entiendo, teniendo en cuenta que hombres trans y mujeres se llevan a matar. Especialmente en EEUU, la situación es cada vez más tensa. Las mujeres no les permiten entrar en los baños de mujeres, y se producen situaciones muy graciosas, hay vídeos por Youtube. Nadie aguanta a estos enfermos.

La coalición de anoflojos, trans, mujeres, negros y moros es un castillo de naipes mantenido artificialmente por la judiada. Todos ellos en el fondo se detestan; lo único que les une es el odio al hombre blanco heterosexual. El odio, sin embargo, como todas las emociones negativas, no puede vencer al amor que me impele a mí y a todos los hombres de bien a gasear a quienes quieren destruir nuestra identidad y herencia cultural. El amor es nuestra fortaleza.


Recuerdo cuando los medios empezaron a dar el coñazo con el tema “trans”, creo que fue hacia 2014 cuando pisaron el acelerador, sobre todo con la idea de los “niños trans”. Conchita Wurst ganando Eurovisión en 2014 dio el pistoletazo de salida.

Desde entonces, el bombardeo ha sido constante en TV, cine, radio, música, etc. Ingeniería social en vivo y en directo, no se cortan un pelo.

Para los que se pregunten qué es ingeniería social: es una práctica que utilizan todos los Gobiernos, y consiste básicamente en moldear el comportamiento de la población en base a tus intereses políticos. Por ejemplo, el Establishment político que domina hoy España, la UE, está interesado en destruir nuestra soberanía nacional para expandir sus competencias, luego es natural que ataque los pilares del Estado nacionalista -familia, comunidad-. Para hacerlo, reparte cientos de millones a ONG transmaricabolleristas, femimarxistas y endófobas.

Entender política no es difícil, tan solo hace falta una cabeza muy, muy fría y conocer los intereses de los diferentes grupos que interactúan entre sí.

Carmena no ha defraudado tampoco.

La Policía Municipal tenía pensado hacer huelga durante la celebración del SIDA. No por miedo a perder su salud -es lo más valioso que tenemos, conservadla-, sino porque Manuela Carmena, la alcaldesa comunista de Madrid –con casoplón en uno de los barrios más lujosos de la ciudad-, se niega a mejorar su situación laboral.

La policía municipal y el ayuntamiento se llevan muy mal, sobre todo desde que Carmena y otros ediles de Ahora Podemos les desacreditaran públicamente para defender a un negroide ilegal que vendía ilegalmente en la calle productos de la mafia china.

El Plural:

Este lunes, el delegado de Salud, Seguridad y Emergencias, Javier Barbero, ha advertido a los agentes, en rueda de prensa para presentar el dispositivo de seguridad y movilidad de Madrid Orgullo, que fingir que están enfermos para no trabajar durante esos días es “un fraude” y que el Ayuntamiento dispone de “herramientas” para forzar a trabajar a los policías que ya han amenazado con no ofrecerse voluntarios para reforzar el dispositivo.

El delegado ha admitido que le han “preocupado” las “insinuaciones” de determinados sindicatos de que los policías podrían ponerse enfermos si les obligan a trabajar. “De alguna manera es insinuar que nuestros policías van a hacer fraude, esas insinuaciones son feas y es no tener en cuenta la enorme profesionalidad y excelencia de nuestros agentes”, ha lamentado.

En mi opinión, no hace falta ningún dispositivo de seguridad.

Lo que hace falta es un CORDÓN SANITARIO.

Uno de cada cinco anoflojos tiene SIDA, portan además superbacterias (SARM). La promiscuidad de estos enfermos es de escándalo, más hoy con las puñeteras aplicaciones para gays. Recuerdo el relato de uno -verídico, no encuentro el link, podéis ayudarme en los comentarios- que fue a un bar gay y se dejó dar por detrás por sesenta hombres, a pelo. Y el muy imbécil sabía que tenía SIDA. Casos como este hay cientos en España. Los homosexuales con SIDA siguen follando a pelo con otros gays a través de aplicaciones móvil.

El Gobierno, en vez de informar a la población y declarar una emergencia sanitaria, no solo no hace nada, sino que lo fomenta alegremente con dinero público, y te acusa de fobias si levantas el dedo.

Permitir la homosexualidad o no no es una cuestión moral, sino de salud pública.

Así es como describe Jesús M. Grande, presidente de COGAM -la ONG gay más grande de España-, el entorno gay:

Desde la manifestación de mediados de los ochenta fui activista sin ser activista. Una vez en Cogam, como voluntario, también colaboraba con FASE (Fundación Antisida de España), lo cual fue muy enriquecedor. Fue un tiempo en que recorrí los pueblos más recónditos de la geografía y comprendí la importancia de compartir y conocer la diversidad. En 1995, bajo la presidencia de Zerolo, entro a formar parte de la Junta Directiva de Cogam como vocal de Salud. Además participo en grupos de autoapoyo en momentos muy duros, rodeado de muerte y ya viviendo el VIH en primera persona. Siempre me he considerado una persona más de acción que política.

Como muchos otros de su entorno, tiene SIDA.

… Y sin perder la sonrisa rememora que fue un Día de Difuntos cuando le explicó un médico que “todo está muy bien, pero las pruebas del VIH han dado positivo”.

No Jesús, todo no está bien. Al contrario, estás jodido. Tienes ya 52 años, y se te ve cascado. Teniendo en cuenta las estadísticas, el reloj comienza a hacer tic tac.

Como la mayoría de los gays activos en los 80 y 90 (curioso que el SIDA naciera con el auge del movimiento gay, ¿verdad?), probablemente haya consumido poppers. Los utilizan para incrementar el placer sexual y dilatar el ano, por eso lo tienen flojo y pierden mierda. También, por supuesto, porque lo utilizan para algo para lo que no está diseñado fisiológicamente. Porque no, la homosexualidad no es natural. No existe un gen gay. Solo tarados mentales y viciosos.

Además, muchos gays lo son porque han sufrido abusos de críos. Por eso suele decirse que los gays se reproducen mediante la pederastia. El trauma de los niños que han sufrido abusos sexuales por parte de hombres adultos dura toda la vida, y trastorna su orientación sexual. Un buen ejemplo es Milo Yiannopoulos, un conocido homosexual que reconoce abiertamente que fue abusado de pequeño. Hay estudios que indican que la probabilidad de que un hombre homosexual sea pedófilo es 11 veces superior al de una persona heterosexual.

Por eso es una locura dejar adoptar niños a parejas gays. No solo porque la probabilidad de que sufran abusos es muy superior, sino porque crecer sin un padre y una madre es sinónimo de todo tipo de taras mentales.

La entrada a la zona del orgullo debería incluir una ducha con aguarrás, con una zona especial donde poder equiparte con el atavío necesario para evitar el contacto con los anoflojos.

No olvides nunca ponerte guantes, el SIDA es lo de menos. Los gays suelen portar superbacterias (SARM).

La máscara también es recomendable, sobre todo si tienes previsto acercarte a menos de tres metros de los gays.

Antes y después de entrar en contacto con ellos, lávate siempre las manos.

Lavarte las manos antes y después de entrar en contacto con miembros de la comunidad transmaricabollerista resulta clave para frenar la transmisión de las superbacterias que suelen portar. Está demostrado científicamente que esta medida higiénica combate a bacterias y virus y evita el contagio de enfermedades.

La técnica más recomendable es la practicada en hospitales por profesionales de la sanidad.

1. Humedecer las manos con agua corriente, preferiblemente templada.
2. Aplicar jabón líquido con dosificador y distribuirlo completamente por las
manos.
3. Si fuera necesario, quitar los detritus de debajo de las uñas.
4. Frotar las manos palma con palma, sobre dorsos, espacios interdigitales y
5. muñecas durante al menos 10”.
6. Aumentar el tiempo de lavado si las manos están visiblemente sucias.
7. Aclarar completamente con abundante agua corriente.
8. Secar las manos con toalla desechable de papel.
9. Cerrar el grifo con la toalla de papel empleada para el secado de las manos

Si tomas todas las precauciones indicadas anteriormente, la probabilidad de que te contagien algo chungo es muy pequeña.

Por supuesto, la mejor opción es evitar cualquier tipo de contacto con homosexuales. La salud es lo primero.

Comments