Recordatorio: la inmigración no mejora nuestra natalidad, tan solo acelera nuestro genocidio

José González
El Daily Stormer
26 junio, 2018

El Diario, el medio progre por excelencia en España –el subdirector es miembro del consejo asesor europeo de la Open Society de Soros-, se la ha vuelto ha sacar con un nuevo artículo que ha hecho llorar a Shlomo.

El Diario:

Pero no todos creen que una baja natalidad sea una mala noticia per se. “Creo que la idea de que tengamos que ser más es cuestionable”, lanza Fernández-Carro. “Los hechos demográficos son objetivos, pero la interpretación de su impacto y gravedad son ideológicos. Existe un discurso dominante de crecimiento, muy ligado a la economía capitalista, que plantea como única solución al descenso de la natalidad fomentar los crecimientos. Sin embargo, podrían existir otras opciones, como la regulación de flujos migratorios, que no se tienen en cuenta”, reflexiona.

La idea de que puede arreglarse la tasa de natalidad importanto negros y moros es un disparate de una magnitud holocáustica. Este argumento cuela porque la mayoría de la gente cree sinceramente que “solo existe una raza, la raza humana”, como consecuencia de una intensa adoctrinación progremarxista en centros educativos, TV, cine, y un largo etcétera.

Si no existen las razas, que tenga hijos un marrón o un español es irrelevante, ¿verdad? Un chino nacido en España es español. Pero, ¿es un español nacido en China chino?

La mejor forma de detectar un lavado de cerebro, es aplicando los dogmas aceptados a diferentes situaciones. En este caso, utilizaremos el argumento de “la inmigración soluciona una baja tasa de natalidad” a razas/etnias no europeas.

Supongamos que Israel tiene la tasa de natalidad por los suelos, y decide solucionarlo importando moros. ¿Mejora esto la tasa de natalidad de los judíos? ¿O es un reemplazo étnico?

Si en Nigeria nadie tuviera hijos, y decidieran importar europeos al por mayor, ¿soluciona esto su baja tasa de natalidad? ¿O es un reemplazo étnico?

Si los tibetanos no tuvieran hijos, y sus medios de comunicación propusieran solucionarlo importando chinos, ¿soluciona esto su baja tasa de natalidad? Yo creo que no, nuestra prensa tampoco. El propio Washington Post, el panfleto progre por excelencia en EEUU -después del New York Times-, ha denunciado el reemplazo étnico que está teniendo lugar en el Tíbet -“Un Tíbet menos tibetano“-.

¿Lo ves? La doctrina progre acepta la existencia de razas. Lo que rechaza es la existencia de razas europeas, porque es una doctrina antieuropea, diseñada para facilitar nuestro genocidio, funcionando a modo de anestésico. Por eso condena el genocidio de marrones y judíos, pero celebra nuestro reemplazo étnico en nombre de la diversidad, la tolerancia y los derechos humanos. Porque cruzar la frontera ilegalmente es un derecho humano. Pero si yo quiero hacerlo, me exigen papeles en regla, me soban los cojones y me hacen un escáner de retina. Yo no tengo derechos humanos, yo no soy negro.

Comments