Malfolladas de género vuelven con el caso de La Manada

Fernando Guerra
Daily Stormer
22 de junio, 2018

De nuevo las malfolladas de género, vuelven a intentar victimizar a la mujer con el caso de La Mamada.

El País:

El grito ha vuelto a las calles de Pamplona: “No es abuso, es violación”. A las pocas horas de que se conociera que los integrantes de La Manada quedan en libertad provisional se han vivido las primeras protestas. La última decisión de la Audiencia Provincial de Navarra reactiva la indignación social y la movilización feminista, que anuncia concentraciones por todo el país para los próximos días. Todos los grandes partidos han criticado la resolución de los magistrados.

Por supuesto, el PSOE ha salido de los primeros a defender los juicios políticos:

Una de las declaraciones que más me ha sorprendido es de una de las gordas de pelo azul que ha dicho lo siguiente:

El País:

“Sentimos una indignación enorme ante una justicia patriarcal que ni protege ni cree a las mujeres”, resume Justa Montero. Esta feminista y promotora de la huelga en la Comisión 8M augura que el clamor llenará de nuevo las calles como ocurrió el 26 de abril, cuando se hizo pública la sentencia.

Pelo de colores, ancha de culo, ya lo decía mi abuelo: feminista seguro.

Los jueces no creen a la mujer, es decir, que un juicio debe estar basado no en pruebas, sino en cómo se enfoque el sistema de género actual, en el que las mujeres son victimizadas y animadas a denunciar falsamente con objeto de destruir aún más la natalidad entre los españoles.

El factor de fe con las mujeres que denuncien debe ser muy importante, el de los hombre ya no tanto… la segunda ya tal… el chiste se cuenta solo. ¿Da miedo formar una familia verdad? Quizás sean eso lo que buscan.

La realidad es bien distinta, pero esa no se publica en los massmierda, uno de los abogados de la defensa, -defendiendo al único magistrado de los tres que se atrevió a defender que todo era una farsa– nos explica en televisión que los otros dos magistrados rebajaron la pena inicial de violación a la actual de agresión para continuar con el proceso porque no podían absolverlos debido a la enorme presión social y política que se había generado. Es decir, que como se les ocurriera ejercer de jueces iban gaseados.

Desgraciadamente para unos, y muy útilmente para (((otros))), en este país, los juicios los decide la prensa.

 

Comments