Un ejército de 2.300 mujeres y homosexuales latentes se apresuran a llegar a Valencia, húmedos e inquietos con anticipación

Luis Castillo
El Daily Stormer
17 junio, 2018

El País:

El Aquarius, junto a los otros dos barcos de la Marina italiana que trasladan a los 630 inmigrantes rescatados en aguas del Mediterráneo central, empezarán a llegar a los muelles del puerto de Valencia  en torno a las seis de la madrugada, según los últimos datos de alcance que ha proporcionado este mediodía el subdirector de Emergencias de la Generalitat Valenciana, Jorge Suárez.

La flotilla desembarcará escalonadamente, por lo que el segundo barco se espera hacia las nueve de la mañana, previsiblemente el Aquarius,  y el tercero está previsto que toque puerto hacia el mediodía del domingo. Un dispositivo de 2.300 personas se encargarán de la primera acogida.

2.300 personas, muchos suministros. Millones de euros.

Podemos agregar eso a los otros millones de euros que España les dará en pensiones.

¿Y para qué?

El País:

María José Talaverano, de 36 años, es conserje de un campo de fútbol de Castellón y si convence a su jefe para que le dé el día libre será una de las primeras caras que verán los 630 pasajeros de la flotilla del Aquariuscuando desembarquen en el puerto de Valencia. Talaverano es voluntaria de la Cruz Roja hace dos décadas y es la coordinadora del equipo psicosocial que se moviliza en situaciones de emergencia como esta. Nunca ha hecho algo “tan grande” y está nerviosa. Su trabajo comienza con un sencillo “hola, bienvenidos, estamos para ayudar”, pero se mantendrá durante las 48 horas que durará la primera fase de la recepción. “Es importante estar presente. Hay que facilitarles su llegada y explicarles que esas ganas que pueden tener de llorar, gritar o correr son normales en su situación”.

Estamos haciendo esto para el placer de las mujeres sin hijos que quieren pretender que estos invasores africanos son sus bebés, la forma en que las ancianas locas pretenden que los gatos o los perros son sus bebés.

Todos ustedes han visto a aquellas mujeres. Se vuelven locos sin nada que preocuparse, por lo que se aferran a los animales domésticos. Bueno, los gatos y los perros no son lo suficientemente humanos.

Ellas quieren bebés negros ahora.

Este hombre ha entrenado toda su vida para proteger a los bebés negros, los armas más preciado y poderoso del estado sionista español.

Agregue a esto, por supuesto, una legión de mujeres sin hijos más jóvenes, y pervertidos sexuales masculinos, unidos por un impulso para lo que es grande y fácil.

Lamento tener que escribirlo de esa manera, pero es la verdad.

Esta ha sido una visión rara e inquietante en la mente de una “psicóloga de emergencia”, una mujer que está tan desconectada de la realidad, que piensa que ser simpática es ser útil. Ella irá allí para compartir sus emociones femeninas con ellos.

De eso se trata.

Para “consolarlos”.

Pobres bebés.

El ejército de voluntarios, médicos, psicólogos, traductores y personal de apoyo suma ya cerca de 2.300 personas. Entre ellos hay 400 traductores, 120 policías autonómicos y una centena de guardias civiles para patrullar las aguas y que ningún pasajero salte del barco. Habrá también 356 funcionarios y agentes de la Policía Nacional, para identificar a cada uno de los pasajeros. Casi 200 de ellos vienen desde Madrid. Una de sus funciones será tomar huellas y fotografías a los recién llegados. Las autoridades han calculado que los agentes concluyan el trámite con cada migrante en 15 minutos. La labor policial debería darse por terminada en siete horas.

Mire todos los recursos, humanos y materiales, que deben estar dedicados a este acto de suicidio nacional.

¿Quién dijo que morir era barato?

El dispositivo es enorme si se compara con las limitaciones de las organizaciones sociales y de la propia policía en las costas del sur de España, donde, hasta el 1 de junio, ya se habían rescatado 7.471 inmigrantes que intentaban alcanzar tierra firme en patera.

7.471 en todo el año, alrededor de 1.600 en los últimos dos días.

Esto se llama aceleración.

Hoy, 2.300 personas conspiraron contra el pueblo de España. La mayoría de ellos eran españoles y traidores a su propia gente. Todos serán recordados.

Usted tiene que decidir si solo va a mirar, o si va a organizarse y hacer algo.

Comments