Libertad de expresión: Pedro Varela va a la cárcel por vender la autobiografía de Hitler

Luis Castillo
El Daily Stormer
27 Abril, 2018

Hay una cosa que amenaza al gobierno de ocupación sionista más que a todo lo demás combinado.

Conocimiento popular.

El Mundo:

Ingresa en prisión el librero Pedro Varela por editar el ‘Mein Kampf’

Una juez de Barcelona ha condenado a seis meses de cárcel al dueño de la librería Europa, Pedro Varela, por vender el Mein Kampf sin permiso. Varela editó y vendió, entre 1997 y 2010, más de 4.300 ejemplares del libro escrito por Adolf Hitler sin autorización del Estado de Baviera, que poseyó los derechos de autor de la obra hasta finales de 2015. Varela ha sido condenado por un delito contra la propiedad intelectual y deberá indemnizar al land alemán con 67.637 euros, que son los beneficios que obtuvo con la venta del libro.

Este es un libro históricamente significativo que fue escrito hace 93 años, cuyo autor está muerto sin herederos. ¿Cómo puede esto no ser propiedad intelectual pública?

Varela vendió la obra a través de la librería Europa (cerrada por orden judicial) y de otros establecimientos en España y en el extranjero. Según la sentencia, conocía que Baviera era entonces propietario de los derechos de autor por una sentencia que dictó la cámara de justicia de Múnich en 1948. Esa resolución se basa, al mismo tiempo, en la Ley de liberación del nacionalismo y militarismo aprobada en 1946, un año después del fin de la Segunda Guerra Mundial.

Liberación del nacionalismo. Tuve que leer esto algunas veces.

La censura inevitablemente vendría disfrazada de “libertad de algo”.

En el juicio, el dueño de la librería Europa y director de la Asociación Cultural Ojeda reconoció haber editado y vendido el Mein Kampf. Alegó que pensaba que eran derechos de libre uso porque el libro se ha editado “reiteradamente y en varios países” y que “nadie le requirió para que cesara esa actividad”. En 2009, Varela conoció que los derechos estaban en manos del Estado de Baviera. Y aun así, señala la sentencia, siguió vendiendo libros sin permiso. Los Mossos d’Esquadra registraron la librería Europa y hallaron ejemplares de la obra.

La próxima vez que vea algún idiota útil del complejo industrial globalista-homosexual, jugando a ser algo como un “V de Vendetta” gay y hablando basura sobre “rebelar contra las normas”, recuerda que el estado no hace nada para silenciar su degeneración.

Hoy esto es legal, mañana será obligatorio.

Esto es ilegal e irás a la cárcel por ello.

La libertad de expresión es algo divertido. En teoría, es como el bistec y las patatas: a todos les encanta.

En la práctica, la gran masa de durmientes y aduladores se calla cuando se viola, porque “oh, guau, Hitler, tan malo”.

Hitler era una figura histórica significativa, y su libro es un documento histórico relevante. No tiene que estar de acuerdo con eso para indignarse aquí. Solo tiene que pensar que las personas tienen derecho a leer documentos históricos y a sacar sus propias conclusiones sobre ellos.

Debería hacer esto ahora, para honrar el sacrificio que hizo Pedro Varela para poner este documento a disposición del público. Sé que nadie tiene tiempo para leer libros. Escuche el audiolibro en el automóvil cuando maneja a su trabajo y cuando vuelvas. Lo terminarás en un par de semanas, y no perderás nada de tu tiempo.

Escuchar audiolibros mientras está en tránsito es la única forma que tiene el trabajador moderno para educarse a sí mismo. Debe hacer un hábito de hacer esto, y este debería ser el primer libro que escuche. Debería ser el primer libro que lee cualquier adulto, dado lo que le está sucediendo a nuestra sociedad.

Hazte culto, sin pretensiones, pero con verdadera sabiduría.

Hazlo en honor al hombre que se fue a la cárcel para que puedas escuchar este mensaje.

Me gustaría mucho dar su dirección postal aquí para que podamos enviarle algunas cartas de apoyo para elevar su moral en este momento difícil. Parece que los presos españoles tienen derecho a la privacidad, por lo que si esta información está disponible públicamente, no he podido encontrarla. Si alguien tiene su dirección postal de la prisión, publíquela en los comentarios o envíenos un correo electrónico.

Gracias al lector que llamó esta historia a nuestra atención. Se había escapado de mi radar, lo siento. Si alguna vez lees una historia que crees que sería importante para nuestra audiencia, por favor envíame un enlace en un mensaje privado a través de la BBS, o déjalo en un comentario.

Comments