Finalmente está sucediendo: Google pone a la Liga Antidifamación y a la Unión Europea a cargo de regular el contenido de YouTube

Herrwolf
Daily Stormer
5 agosto, 2017

Los judíos están ganando terreno en su conspiración por controlar lo que se puede y lo que no se puede decir en Internet. YouTube ha estado eliminando contenido que incomoda a los judíos durante años, pero ahora se están quitando la máscaras.

Google -fundada y dirigida por los judíos Larry Page y Sergey Brin, ha puesto oficialmente a la Liga Antidifamación (ADL) (fundada con el propósito de defender el derecho judío a violar y asesinar gentiles), a cargo de moderar el contenido subido a YouTube.

USA Today

La tecnología y muchos más ojos humanos están ayudando a YouTube a encontrar y eliminar con más rapidez el contenido terrorista del sitio de intercambio de vídeos.

Qué mentira tan ridícula. ¿Contenido terrorista en YouTube?

Esto es solo una cortina de humo para censurar los vídeos considerados como “antisemitas” y “racistas”, o en otras palabras, todo aquello que exponga la agenda política internacional de la judería. Y ahora una poderosa organización terrorista judía, la ADL, está a cargo del gallinero, por así decirlo.

No es un buen presagio.

El mes pasado, YouTube dijo que estaba iniciando una estrategia multipropósito para combatir el que los grupos extremistas, incluyendo al ISIS, usen el sitio de vídeos para reclutar y radicalizar posibles terroristas.

El aprendizaje automático ha ayudado a YouTube a detectar y eliminar contenido polémico más rápidamente, dijo la compañía el martes en un blog. Durante el último mes, tres cuartas partes de los vídeos violentos o extremistas eliminados, fueron eliminados antes de que una persona en YouTube los marcara por ser inadecuado.  “Los sistemas han demostrado ser más precisos que los humanos al marcar vídeos que necesitan ser borrados”, dice el equipo de YouTube en el post.

Gracias a que YouTube implementó la tecnología de aprendizaje de automático durante el último mes, el número de vídeos eliminados se ha más que duplicado, al igual que la tasa de eliminación. “Con más de 400 horas de contenido subido a YouTube cada minuto, encontrar y tomar medidas contra el contenido extremista y violento plantea un desafío significativo”, dice YouTube.

El programa del sitio de “Trusted Flaggers”, expertos humanos que ayudan a detectar vídeos problemáticos, ha sido reforzado por la cooperación de otras 15 organizaciones no gubernamentales, incluyendo la Liga Antidifamación, el Movimiento No Hate Speech y el Institute for Strategic Dialogue.

Así que la (((policía del pensamiento))) está a cargo de censurar la plataforma de vídeos más usada para difundir e intercambiar ideas a nivel global. Y algunas personas aún dirán que los judíos no controlan nada.

Nuevos estándares se aplicarán a vídeos que no son ilegales, pero que los usuarios hayan marcado como “posibles violaciones de nuestras políticas de discurso de odio y extremismo violento”, dice YouTube. Esos vídeos podrían permanecer en el sitio, pero no serán recomendados, no se les permitirá hacer dinero con anuncios, ni tendrán comentarios. “Comenzaremos a aplicar este nuevo tratamiento a vídeos en versiones de escritorio de YouTube en las próximas semanas, y lo aplicaremos a dispositivos móviles poco después”, dice la compañía.

Hace menos de dos semanas, YouTube comenzó a redirigir las búsquedas de palabras extremistas y terroristas a una lista de reproducción de contenido anti-terrorista.

Una búsqueda sobre el Holodomor te dará resultados sobre cómo una mujer judía se salvó de ser convertida en jabón, al desmayarse por desnutrición dentro de una cámara de gas, y ser llevada al hospital de Auschwitz.

La semana pasada, los creadores del programa de YouTube, Creators for Change, organizaron un taller de dos días en el Reino Unido para adolescentes, con el fin de “ayudarles a encontrar un sentido positivo de pertenencia en línea y aprender habilidades sobre cómo participar de manera segura y responsable en Internet”, dice YouTube. También planea expandir ese programa para llegar a más de 20.000 adolescentes a través del Reino Unido.

Su objetivo principal será eliminar el contenido con discurso nacionalista, la alt-right e incluso conservadores más blandos, bajo el disfraz de la “lucha contra el terrorismo”.

En el blog de YouTube, se puede apreciar mejor lo que están haciendo, con solo unos vistazos se puede ver que sus planes incluyen el eliminar contenido que ni siquiera viola las ya bastante estrictas normas de YouTube.

Más expertos: por supuesto, nuestros sistemas son tan buenos como los datos en los que están basados. En las últimas semanas, hemos comenzado a trabajar con más de 15 ONGs e instituciones de expertos a través de nuestro programa Trusted Flagger, incluyendo la Liga Anti-Difamación, el Movimiento No Hate Speech y el Institute for Strategic Dialogue. Estas organizaciones aportan conocimiento experto de temas complejos como el discurso de odio, la radicalización y el terrorismo, que nos ayudará a identificar mejor el contenido que se está utilizando para radicalizar y reclutar a extremistas. También consultaremos regularmente a estos expertos a medida que actualicemos nuestras políticas para reflejar las nuevas tendencias. Y continuaremos agregando más organizaciones a nuestra red de asesores con el tiempo.

Normas más estrictas: pronto aplicaremos un tratamiento más duro a vídeos que no son ilegales, pero han sido marcados por los usuarios como posibles violaciones de nuestras políticas sobre el discurso de odio y el extremismo violento. Si encontramos que estos vídeos no violan nuestras políticas, pero contienen contenidos religiosos polémicos o supremacistas, se colocarán en un estado limitado. Los vídeos permanecerán en YouTube detrás de un intersticial, no se recomendarán, no se monetizarán y no tendrán características clave como comentarios, vídeos sugeridos y similares. Comenzaremos a distribuir este nuevo tratamiento a vídeos en versiones de escritorio de YouTube en las próximas semanas y lo llevaremos a dispositivos móviles poco después. Estos nuevos enfoques implican nuevas y significativas herramientas y procesos internos, y tomarán tiempo para implementarse plenamente.

Una intervención temprana y expandir el trabajo de contra-extremismo funciona: hemos empezado a desplegar funciones de métodos de redireccionamiento a YouTube. Cuando las personas busquen palabras clave sensibles en YouTube, serán redirigidas hacia una lista de reproducción de vídeos curados de YouTube que enfrentan y desmienten directamente mensajes violentos y extremistas. También continuamos ampliando las voces en YouTube denunciando el odio y la radicalización a través de nuestro programa YouTube, Creators for Change. La semana pasada, la división británica de Creators for Change, Internet Citizens, organizó un taller de dos días para jóvenes de 13 a 18 años para ayudarles a encontrar un sentido positivo de pertenencia en línea y aprender habilidades sobre cómo participar de manera segura y responsable en la Internet. También prometimos expandir el alcance del programa a 20.000 adolescentes más a través del Reino Unido.

En otras palabras, van a promover artificialmente a creadores impopulares con contenidos de justicia social, mientras censuran a todos los demás. Incluyendo a creadores de contenidos conservadores que se enorgullecen en ser intelectuales y no racistas, van a ser monitoreados las veinticuatro horas, y sujetos a los caprichos de la Liga Antidifamación.

La ADL también está acompañada por otros 15 grupos en el consejo de censores, pero sólo unos pocos han sido nombrados en la Judenpresse. El Instituto para el Diálogo Estratégico está dirigido por la terrorista judía Sasha Havlicek, que está emparentada con el compositor judío del siglo 19, Gustav Mahler.

El otro grupo, No Hate Speech Movement, es un programa de vigilancia y adoctrinamiento gubernamental dirigido por el régimen de Ángela Merkel y sus vasallos en Bruselas. En otras palabras, el judío internacional y la Unión Europea deciden lo que las personas en todo el mundo, pueden y no pueden ver.

Esta noticia es profundamente preocupante. Es una censura descarada, y todos sabemos que sólo nos afectará a nosotros. Sin embargo, el sucio judío realmente ha sobrepasado sus límites con esto.

Al ir a este extremo para ganar un poco de terreno extra, perderán todo el terreno que tienen. Cuando el más tonto entre los tontos vea el tipo de contenido que será sistemáticamente eliminado, y al ser de conocimiento público que la ADL es la organización que lo está haciendo, no le quedará duda de que son los judíos los responsables.

Tengo la sensación de que esta batalla entre arios y judíos llegará a un cierre este siglo. Las cosas se están calentando. Están siendo expuestos como nunca antes, pronto llegáramos a la masa crítica. Los judíos vendrán a por todos nosotros, y eso incluye a los estúpidos liberales que continúan enfocándose solo en los síntomas de la enfermedad, y no en el (((parásito))) que la produce.

 

Comments